La alfombra roja de los Premios Goya 2017

Una año más, la alfombra roja de los Premios Goya ha llegado. Con ella, se dieron cita los rostros más destacados del panorama nacional dentro del séptimo arte. Un desfile de grandes nombres que se decantaron también por grandes firmas de moda. Parece que la moda Española brilló con gran acierto durante la noche.

Sin duda, el color blanco fue una de las grandes estrellas protagonistas, junto con otros vestidos de pedrería y sobre todo, mucha elegancia. Diseños para todos los gustos y que ahora podrás juzgar tú misma, gracias a la selección que hemos hecho para ti. ¡Atentos porque comenzamos con el gran desfile del año!.

Los Premios Goya y su esperada alfombra roja

Se celebraba la edición número 31 de los Premios Goya. Así que, nuestras famosas no podía defraudar. Cierto es, que como suele ocurrir, algunas triunfaron con su elección y quizás otras, no llegaron a brillar como se esperaba. Aún así, la pasarela nos ha dejado con grandes ideas y con muchos nombres de firmas españolas que siempre, es una buena noticia.

El color blanco, la estrella de la noche

Como bien habíamos avanzado, el color blanco creó un gran efecto. Ya había rumores de que sería el elegido y así ha sido. Muchas de las famosas no quisieron a otro que las llevara por la alfombra roja. Una buena prueba de ello es Anna Castillo. Eligió un vestido de Georges Chakra Couture, recto con suave cola y con un escote fantasía que dejó a todos atónitos. Los detalles a modo de pedrería, en la zona de la cintura eran todo un acierto.

Antonia San Juan llegaba bastante temprano y luciendo un vestido de corte minimalista con capa, de Juanjo Oliva. Eso sí, la sensualidad se apoderaba de ella, gracias a la abertura en la parte de las piernas. Imposible no recordar a Gwyneth Paltrow y su vestido similar de Tom Ford. Por otro lado, Michelle Jenner elige a Dior para su traje con sencillos plisados y escote asimétrico, mientras que Natalia Sánchez deslumbra vestida de Santos Costura y con un original escote.

Claro que si pensabas que ya habían desfilado todos los vestidos blanco, pues no. Aún nos queda el corte recto y con escote fantasía lleno de pedrería, que ha elegido Ruth Díaz de la mano de Fernando Claro. Sin duda, lleno de elegancia y buen gusto. María León parece que no ha brillado tal y como nos tiene acostumbrados. Su vestido de plumas y corte cruzado parece no haber gustado demasiado.

El dorado y los brillos de la alfombra roja

Si el blanco es un buen aliado, los brillos en general y el dorado en particular, no se quedan atrás. Comenzamos por este tono tan especial y lleno de glamour. Otra de las actrices que han fallado en la noche de los Premios Goya ha sido Macarena Gómez, quien vestía un traje de Alberta Ferretti. Falda de volantes asimétricos y cuero lleno de pedrería en relieve. ¿Qué opinas tú?. Mar Saura llegó enfundada en un traje recto y lleno de lentejuelas mientras que Clara Lago volvía a sorprender con un traje de transparencias y corte halter.

Aunque llegaron un poco más tarde que las anteriores, no por ello, dejaron de brillar. Sin duda, una buena elección dentro de unos vestidos tan sofisticados. Por un lado, Anne Igartiburu, quien siempre es fiel a Lorenzo Caprile. En esta ocasión, nada como unas pinceladas del favorecedor color azul. Mientras que Amaia Salamanca se dejaba llevar por la firma Pronovias y un vestido sirena con amplio escote en la espalda.

Color y originalidad entre los looks

Porque una alfombra roja sin un poco de color y de originalidad, no sería lo mismo. Por un lado, destacamos el look tan delicado y romántico de Alexandra Jiménez. Santos Costura vuelve a ser el diseñador elegido. Un estilo vaporoso con pinceladas griegas y un escote a pico. Éste dará paso a un vestido con gran volumen y escote a pico que lució Cuca Escribano. Claro que la originalidad de la noche se la lleva Toni Acosta. Su vestido-pantalón captó muchas miradas. Dejando atrás la superstición del color amarillo, ella brilló con luz propia y su diseño de Alicia Rueda.

En un momento de la foto, a Cuca le faltaba algo y decidió parar su pose y tomar el chal que la acompañaba. Ante la atenta mirada de los fotógrafos, se lo colocó de esta manera. El chal era algo más que un complemento de moda. Sirvió como fondo reivindicativo que todos aplaudieron.

Como no podía ser menos, el rojo pasión también estuvo presente en la alfombra. Por un lado, Cristina Castaño que optó por un vestido asimétrico de Versace y Paula Echevarría que nos deleitaba con un vestido de tul, bastante vaporoso y delicado. En este caso, lo firmaría Jorge Vázquez. ¡Un color muy favorecedor en ambos casos!.

La elegancia del color negro

Hemos visto como la elegancia no siempre va arraigada a un solo color. Aunque no podemos evitar pensar que cuando el vestido negro entra en acción, se para el tiempo. Así es que, Penélope Cruz ha derrochado sensualidad y de nuevo, las comparaciones la sitúan con Angelina Jolie. Miriam Giovanelli lucía un traje negro con ciertas transparencias y pinceladas en color. Mientras que María Barranco se decantaba por los acabado de terciopelo combinados con azul marino. Sin duda, la alfombra de los Premios Goya nos sorprende un año más. ¿Cuál es tu favorita?.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.