Jabón de argán, beneficios y propiedades

Semilla de argán

El argán es bien conocido en la actualidad por sus estupendas propiedades para la piel. Este aceite extraído de un fruto seco es ideal para cuidar todo tipo de pieles, por eso se le conoce como oro del desierto. El árbol del que nace el fruto solamente se encuentra en lugares como Marruecos y por eso no es sencilla su comercialización. Además, su elaboración es artesanal, lo que eleva los costes frente a otros aceites cuya obtención es más fácil.

El jabón de argán es un producto cosmético que deriva de los ingredientes usados para un jabón común mezclados con ese genial aceite de argán que tiene tantos beneficios para la piel. En la actualidad han vuelto a ponerse de moda los jabones artesanales, elaborados con productos naturales y con buenos efectos sobre la piel.

El argán

Semilla de argán

El aceite de argán se extrae del fruto que se seca del árbol Argania Spinosa. Cuando se seca se debe sacar la semilla de la almendra de forma manual, de ahí que conlleve más trabajo que otros aceites. Esta semilla se prensa en frío para conservar sus propiedades. De esta forma, se obtiene un aceite de un tono amarillo intenso y con poco olor. Si el aceite que compramos no tiene estas propiedades puede ser que no sea auténtico aceite de argán o que esté mezclado con otros aceites mucho más económicos, como puede ser el de almendras.

Jabón de argán

Jabón artesanal

El jabón de argán tiene entre sus ingredientes este maravilloso aceite. En su composición se suele utilizar agua destilada, sosa cáustica, aceite de oliva y el preciado aceite de argán. Con una base para hacer jabones normales añadimos el aceite de argán a la mezcla para darle sus propiedades. Debemos asegurarnos que este aceite es de calidad, ya que el aceite de argán tiene cierto coste y debemos desconfiar si nos sale demasiado barato. Un buen aceite nos asegura que las propiedades del jabón harán su efecto a diario a la hora de utilizarlo.

Piel más suave

Sin duda uno de los efectos más buscados a la hora de utilizar productos que llevan argán es el de suavizar la piel y sentirla mucho más hidratada. El aceite de argán añadido cuenta con ácidos grasos esenciales, necesarios para una piel hidratada y nutrida. Lo bueno de este jabón con argán es que hidrata la piel pero también es apto para las pieles acnéicas, pues las ayuda a mantenerlas limpias tratando ese tipo de piel con suavidad. Junto con otros cosméticos, se recomienda para todo tipo de pieles, y especialmente para pieles secas y para embarazadas, ya que evita que la piel se seque y aparezcan las estrías.

Efecto antiarrugas

Jabón artesanal

El aceite de argán se utiliza mucho para combatir las arrugas del rostro. Si ya lo estamos utilizando, podemos sumar el jabón de argán a la mezcla. Lavar el rostro y la piel con este jabón nos asegura que se mantendrá joven e hidratada durante más tiempo. Así evitaremos jabones con químicos que nos resecan la piel aumentando la aparición de arrugas.

Jabón para el cabello

Los jabones naturales también se utilizan para el cabello. Este jabón ayuda a nutrir el pelo y el cuero cabelludo. No obstante, este tipo de jabones siempre se debe probar una vez para ver el efecto, ya que no a todo el mundo le resulta beneficioso el acabado que le da al cabello. Si nuestro pelo es graso y las raíces también puede que el aspecto sea mucho más apelmazado en poco tiempo. En este caso se puede usar solo en las puntas, para nutrir estas, evitando la zona del cuero cabelludo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.