Intoxicación alimentaria: Causas, síntomas y qué hacer ante ella

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria llega a causa de los alimentos que están en mal estado. Es decir cuando consumimos tanto alimentos como bebidas que tienen gérmenes en forma de bacterias o virus así como parásitos. Ya que son esas bacterias las que depositan unas toxinas en las comidas.

Lo cierto es que a veces la intoxicación alimentaria llega de haber ingerido los alimentos caducados. Pero otras muchas veces no tiene por qué ser así sino que esos alimentos no se han conservado en las condiciones óptimas o han sido contaminados en su manipulación. ¡Descubre todo lo que necesitas saber!.

Las causas de la intoxicación alimentaria

Es cierto que los alimentos se pueden contaminar en cualquier momento, tanto en su producción como en su almacenamiento o en el traslado de los mismos. Aunque una de las causas primordiales suele ser el paso de las bacterias o virus que se encuentran de una superficie a otra. Esto puede ocurrir más a menudo en los alimentos que están crudos y que solemos comprar para comer en el momento, como las ensaladas.

Pero no solo ellas sino las carnes también pueden infectarse, sobre todo si entran en contacto con la parte de heces en alguna superficie donde es tratada. También los alimentos que no se envasan de manera correcta así como las salsas o los estofados que se llegan a enfriar de manera lenta. Tanto los alimentos crudos como una mala cocción de los mismos también pueden ser otra de las causas de la intoxicación.

Causas de la intoxicación alimentaria

Síntomas comunes de la intoxicación

La verdad es que la gran mayoría ya conocemos cuáles son este tipo de síntomas. Puesto que la intoxicación se representa en forma de vómitos así como diarrea, dolor de estómago y calambres. En algunos casos, también puede aparecer la fiebre. En algunos casos más concretos, estos síntomas van a aparecer un par de horas después de haber consumido el producto en mal estado. Pero no siempre es así, ya que en ocasiones pueden aparecer una semana después. Los grandes factores de riesgo son las personas mayores así como las mujeres embarazadas, los niños o las personas con ciertas enfermedades crónicas.

Qué hacer ante una intoxicación alimentaria

Debemos tener en cuenta que ante un episodio de este tipo, lo más habitual es mantenernos hidratados. Por ello, debemos tomar líquidos pero poco a poco, para que el estómago los tolere. Los más recomendados son el agua con limón o las infusiones. Durante las primeras horas es mejor no comer nada y darle tiempo al estómago. Luego, debes comenzar con una dieta blanda con arroz, pescado hervido y una manzana asada como postre. Evita los lácteos en la medida de lo posible.

síntomas de infección alimentaria

El reposo también es importante para poder recuperarnos cuanto antes. Pero si notas que tiene fiebre alta, que la diarrea o los vómitos continúan, entonces debes acudir a tu médico. Si además, no nos hidratamos como hemos mencionado, es habitual que lleguemos a sentir debilidad o visión borrosa, ente otros síntomas. Por lo que no está de más el acudir a un centro médico. La complicación más grave de un proceso así suele ser la deshidratación. Sobre todo en las personas mayores o en los bebés.

Qué puedo hacer para prevenir este problema

El primer paso a dar es lavar bien las manos antes de tocar los alimentos, así como los utensilios que usaremos para cocinarlos. Los alimentos crudos siempre es mejor tenerlos a parte de los que están cocinados. Recuerda que hay que intentar no romper la cadena de frío y los alimentos perecederos debes meterlos en la nevera, o si no los vas a consumir en los próximos días, congélalos. A la hora de descongelarlos, lo mejor es meterlos en la nevera y no hacerlo a temperatura ambiente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.