Instinto maternal, ¿mito o realidad?

instinto maternal

El instinto maternal, ese sentimiento que para algunas mujeres está innato y se siente desde la infancia. Desde que empieza el juego simbólico y se crea la necesidad de jugar con bebés, alimentarlos, vestirlos y cuidarlos como pequeñas mamás. Un sentimiento que para otras muchas mujeres es inexistente, porque no todas desean ser madres por pura naturaleza, lo que se entiende por instinto maternal.

Algo que hace sentirse como fuera de lugar, porque la sociedad te enseña que el deseo de ser madre es lo natural, porque no sentirlo es raro. Por fortuna, cada vez está más desmitificado el hecho de que las mujeres deben ser madres para estar completas. Porque la vida es mucho más que tener hijos, aunque tenerlos pueda resultar la experiencia más brutal y maravillosa de la vida, aunque no para todas las mujeres.

¿Existe el instinto maternal?

El deseo de ser madre

Según los expertos no existe eso se que llama instinto maternal, o al menos, no de la forma que se entiende. Es decir, no existen causas fisiológicas que se asocien con el deseo innato de ser madre. Sí que existen causas sociales, culturales o personales que invitan a las niñas a crecer con la idea de que ser madre es su finalidad en la vida. Mujeres que desde muy pequeñas sienten la llamada de la maternidad como un proceso biológico y crecen con el deseo de hacer realidad ese deseo que les acompaña desde pequeñas.

Pero también hay muchas mujeres que no sienten ese deseo, que no disfrutan con los bebés desde pequeñas, que no se derriten al tener una criatura cerca, ni envidian las barrigas de las embarazadas que tienen alrededor. Mujeres totalmente normales, que pueden o no tener hijos en el futuro, sin que la ausencia de ese deseo se convierta en un inconveniente.

Porque la realidad es que el instinto maternal sí que tiene cierto sentido. El sentido que adquiere cuando aparece la necesidad de proteger a una criatura, es decir, el instinto de protección hacia tu bebé. Eso sí que tiene evidencia científica como un mecanismo biológico que te hace sentir la necesidad de proteger, alimentar y cuidar de tu hijo. Esa relación que se crea entre madre e hijo es la que hace aflorar el instinto maternal.

La presión social y el instinto maternal

Mujeres jóvenes

La sociedad es la que crea la presión sobre las mujeres a la hora de tener hijos, sobre las que no desean tenerlos concretamente. A partir de cierta edad, comienza una presión que puede transformarse en un rechazo total por la idea de tener hijos. Hoy en día las mujeres tienen objetivos y planes de vida en los que no encaja la idea de ser madre, sin que ello signifique eliminar por completo la idea de tener hijos.

Porque hoy en día la maternidad se retrasa y se tiene hijos con más edad. Las circunstancias de vida cambian, aparece una pareja con la que cambia la perspectiva, se adquiere estabilidad y puede llegar el momento de tener hijos. Como una decisión meditada sin que en ella intervenga la divinidad del instinto maternal.

También hay mujeres que tienen muy claro que no quieren ser madres, mujeres totalmente normales que son capaces de decidir y elegir cómo quieren vivir su vida. En ocasiones se utiliza el instinto maternal o la ausencia de él para justificar que haya mujeres que no quieren tener hijos. Pero la realidad es que hoy en día, la vida ofrece tantas oportunidades que no es de extrañar que haya personas que desean vivir su vida explorándolas al máximo.

Porque tener hijos es un ejercicio de responsabilidad, amor y sobre todo, sacrificio. Algo que para algunas personas está bien, pero para otras no. Un sentimiento compartido por hombres y por mujeres, y por ello no se puede achacar al mito del instinto maternal, porque discrimina literalmente a las mujeres. Si es tu caso, si te preocupa sentirte diferente porque no sientes el deseo de ser madre, recuerda que tu vida es exclusivamente tuya. Y solo tú, tienes la capacidad de decidir cómo quieres vivirla.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.