Insomnio: ¿qué es y cómo evitarlo?

Nuestro cuerpo necesita descansar, si dormimos mal por la noche, muy pronto sentiremos los efectos durante el día. El insomnio es la incapacidad para conciliar el sueño. Hay quienes tienen dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial, el más común), otros se despiertan frecuentemente durante toda la noche (insomnio intermedio) o permanecen despiertos durante largos periodos de tiempo o se despiertan muy temprano por la mañana (insomnio terminal).

El insomnio impide la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.

Varios son los determinantes de este trastorno de sueño. Entre las que se encuentran: las preocupaciones, el beber alcohol, el consumo excesivo de café (la cafeína por ser un estimulante, es capaz de mantenerte despierto), el dejar de tomar tranquilizantes de manera abrupta, el cambio continuo de horario (los viajes y el cambio de hora de un país a otro) pueden afectar tu sueño, también se encuentra entre las causas del insomnio algo tan simple como los ronquidos de tu pareja.

Algunos tips a tener en cuenta:

  • La cafeína es un estimulante del sistema nervioso y se debe interrumpir su consumo 4-6 horas antes de acostarse (dentro de ese lapso sigue habiendo, en la sangre, tazas de esta sustancia que, al menos en algunas personas aparentemente más susceptibles, siguen provocando insomnio, ansiedad, intranquilidad, nerviosismo). Además, aunque no provoca adicción (dependencia física en el organismo), sí puede provocar una dependencia psicológica.
  • La nicotina también es un estimulante del sistema nervioso (y no, como suele creer quien fuma consuetudinariamente, un tranquilizante) y debe evitarse cerca de la hora de acostarse y en los despertares nocturnos. Además, provoca adicción (dependencia física).
  • El alcohol es un depresor del sistema nervioso; si bien puede facilitar el inicio del sueño, provoca despertares a lo largo de la noche. Además, provoca adicción (dependencia física).
  • Una comida ligera puede inducir al sueño, pero una comida copiosa en un momento demasiado cercano al sueño puede hacer que éste sea menos profundo, si bien es cierto que no es recomendable irse con hambre a la cama. En otras palabras, hay que tener una comida ligera.
  • No hacer ejercicio vigoroso en las 3-4 horas previas a la hora de acostarse, pues el sistema nervioso se activaría y la sensación de somnolencia se perdería; el ejercicio regular por las tardes puede hacer que el sueño sea más profundo; sin embargo, el ejercicio matinal tiene poco o ningún efecto sobre el sueño de esa noche.
  • Minimizar el ruido, la luz y las temperaturas extremas (no más de 24ºC ni menos de 12ºC) durante el periodo de sueño, utilizando tapones para los oídos, ruidos tenues de fondo como un ventilador, persianas en las ventanas, mantas eléctricas o aire acondicionado.
  • Tratar de acostarse y despertarse más o menos a la misma hora todos los días. Se ha demostrado que cambios constantes en los horarios de sueño aumentan la probabilidad de que en algunas personas se generen dificultades graves y crónicas para dormir.

Causas del insomnio:
El insomnio puede venir provocado por muchas causas diferentes:

  • Situaciones de estrés temporal, debido a problemas o preocupaciones laborales, familiares, económicos etc.
  • Las condiciones del hábitat en el que se descansa.
  • Hábitos irregulares del sueño, así como cambios frecuentes de horarios a la hora de irse a dormir o de levantarse.
  • Malos hábitos alimenticios: cenas copiosas, hambre…
  • Consumo de sustancias como té, café, alcohol, bebidas con cola, tabaco y otras drogas.
  • Tras intervenciones quirúrgicas, y las patologías orgánicas que vienen acompañadas de dolor pueden ser causantes de muinchos insomnios.
  • Deprivación alcohólica o a otras sustancias depresoras
  • Efecto secundario de medicamentos

Antes de acudir al médico para pedirle qe te recete pastillas para dormir, debes conocer que existen algunas medidas que puedes tomar para combatir el insomnio:

  • Toma una bebida a base de leche caliente antes de ir a la cama.
  • Duerme sobre un colchón cómodo.
  • Levántate siempre a la misma hora.
  • Evita la siesta del mediodía.
  • Intenta dejar de preocuparte por el hecho de no dormir.
  • No cenes demasiado.
  • Practica algún tipo de ejercicio físico durante el día.
  • Ponte tapones para los oidos si existe demasiado ruido de fondo.
  • La temperatura de tu dormitorio no debe ser ni demasiado alta ni muy baja.
  • Reduce tu consumo de té, café y alcohol.

Vía: WdB


Categorías

Salud

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Maria dijo

    Me parece estupenda esta informacion pero me gustaria saber como poder evitar el insomnio inicial.(Yo creo que mi principal causa son las preocupaciones pero no consigo evitarlas)Si me pudieran ayudar o decirme como olvidarme de ellas estaria muy agradecida.

  2.   xenia Morel carbajal dijo

    xenia practicare los consejos que han brindado, padezco de insomnio hace 3 semanas aproximadamente y es muy desgastante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *