Incluye las espinacas en tu menú semanal

Puede que las espinacas pasen desapercibidas y no sean el alimento del que nos acordemos a diario de él, sin embargo, deberíamos hacerlo porque son muy beneficiosas y nos ayudan a mantenernos saludables.

A continuación os contaremos una serie de razones por las cuales es muy importante incluir las espinacas en nuestra dieta.

Las espinacas contienen en su interior buena dosis de proteínas y fibras vegetales que nos ayudan a aumentar la actividad de nuestro metabolismo y además, nos brindan de buena cantidad de energía.

Nos ofrecen un alto contenido nutricional, destacan además, por sus múltiples usos en la cocina y en la cantidad de recetas que podemos emplear para introducirlas. 

Las mejores razones por las que tomar espinacas

Como hemos adelantado, las espinacas son una fuente natural de nutrientes: vitaminas, minerales, fibra y otras sustancias que lo convierten en un alimento muy saludable. Nos ayuda mejorar nuestra salud física y mental, además de reducir el impacto de algunas enfermedades. 

Las espinacas destacan por tener las hojas grandes y verdes, se pueden consumir crudas, cocidas, fritas, mezcladas en una salsa o añadirlas a un batido.

Son además, un complemento ideal para perder peso de forma saludable, ya que nos aportan muy pocas calorías y nos brindan un plus de energía perfecto para tratar toda la jornada. A continuación, detallamos todo lo que pueden hacer por nosotros, ¡toma nota!

Desintoxican el organismo

Su alto contenido en clorofila es perfecto para estimular la limpieza de órganos como el colon o el hígado, además actúa como antioxidante.

Sus nutrientes ofrecen un pode depurativo en el cuerpo. También impulsan la eliminación de las toxinas retenidas en los tejidos.

Aumentan nuestro rendimiento físico

La dieta regular nos proporciona una significativa fuente de energía que además, contribuye a mejorar el rendimiento físico. Por esta razón, se aconseja su consumo a todas aquellas personas que practican deporte, y las que trabajan diariamente en un puesto que requiere mucha energía física.

Protegen nuestra salud ocular

Protegen nuestros ojos frente a las enfermedades más comunes: cataratas y degeneración macular. Son perfectas para minimizar los efectos negativos de los rayos del sol y las toxinas, que son los principales culpables de este deterioro.

Fortalecen nuestra salud cerebral

Al contener luteína, ácido fólico y betacarotenos, nos ayudan a mantener un correcto funcionamiento cerebral y también cuidar de nuestro sistema nervioso. Los flavonoides que presentan sus hojas trabajan como poderosos antioxidantes y evitan además, la actuación de los radicales libres.

Si consumimos de forma regular las espinacas, conseguiremos evitar a la larga una pérdida progresiva de la memoria, la demencia y otros trastornos crónicos.

Aumenta nuestra actividad metabólica

Este alimento nos ayuda a mantener una buena actividad metabólica, porque como comentábamos, contienen proteínas y fibras vegetales que nos ayudan en esta labor. Son perfectas para llenarnos de energía.

Previenen la diabetes

Si tienes miedo de sufrir diabetes, no te preocupes, algo que puedes realizar es tomar espinacas para evitar que la diabetes forme parte de tu vida. Es una gran aliada para regular los niveles de glucosa en la sangre. Las espinacas transforman los azúcares y los carbohidratos en energía y evitan así el descontrol en la glucosa.

Mantienen la correcta actividad del intestino

Es un alimento prebiótico que alimentan correctamente nuestra flora bacteriana del intestino. Mejoran el proceso digestivo y la salud inmunitaria. El gran aporte de fibra Promueve el movimiento natural del intestino, evita la acumulación de desechos y nos hará sentir mucho mejor.

Mejora la calidad de nuestra piel

Nos referimos a que evita el envejecimiento prematuro de la piel, las espinacas tienen un poder que nos ayuda a evitar las arrugas, tanto los niveles de luteína como las vitaminas del grupo B, nos ayudan a cuidar de nuestra piel. Nos protegen frente a los rayos UV del sol y de las toxinas del ambiente.

Mantiene fuerte nuestro corazón

Los antioxidantes y los compuesto antiinflamatorios de las espinacas, se aprovechan desde hace muchísimos años como remedio natural para contribuir al funcionamiento saludable del corazón. Esto se produce gracias al betacaroteno y a la fibra que nos ayudan a eliminar el colesterol malo de las arterias y evitan su endurecimiento.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.