Iluminador: dónde y cómo aplicarlo

mujer con iluminador

El iluminador, también conocido como highlighter, se ha convertido en un producto imprescindible en la rutina de maquillaje de muchas mujeres. Este producto se ha extendido por todo el planeta en los últimos años, agregando una categoría completamente nueva al mundo del maquillaje. La función del iluminador es enfatizar una característica particular del rostro, ya que, gracias a su color más claro y los pigmentos brillantes, la luz se refleja en las áreas donde se aplica el producto realzando la apariencia y dándole al rostro un brillo fresco y húmedo.

Tres tipos de iluminadores

iluminador en el rostro

Los iluminadores suelen venir en tres fórmulas diferentes, al igual que el colorete: polvo, líquido y crema.

  • Los iluminadores en polvo son los más comunes en el mercado y los más fáciles en cuanto a aplicación, siendo ideales para principiantes. Los polvos iluminadores se aplican con una brocha cónica para polvos y, por lo general, vienen en todo tipo de acabados, tonos y calidades. Son compatibles con la mayoría de los tipos de piel, especialmente idóneos para pieles grasas, y se pueden usar sobre la base o directamente sobre la piel.
  • Los iluminadores líquidos son más cremosos que la fórmula en polvo, por lo que pueden mezclarse con la piel de manera más fluida, creando un aspecto más natural. Se pueden aplicar directamente sobre la piel, mezclar o aplicar sobre la base. Además, se adapta a todo tipo de piel, pero funciona particularmente bien en pieles mixtas.
  • Los iluminadores en crema funcionan con tipos de piel más secos, especialmente cuando se combinan con fórmulas de colorete en crema, debido a que juntos proporcionan un acabado jugoso y luminiscente. Además, al aplicarse con los dedos, esta fórmula se funde sobre la piel para brindar un aspecto más realista.

¿Cómo elegir el tono correcto?

mujer aplicando iluminador

A la hora de usar un iluminador, el primer paso y el más importante es elegir el iluminador correcto para cada tono de piel. Lo más recomendable es que el color elegido sea dos tonos más claros que la piel, con la intención de resaltar el rostro. Los iluminadores de color plata, perla y rosa, como el Touche Eclat de YSL en el tono Ivory, se adaptan mejor a los tonos de piel más claros, mientras que el melocotón y el champán son mejores para las pieles medianas. Por otro lado, los iluminadores en tonos oro, cobre y bronce son ideales para los tonos de piel más oscuros.

¿Dónde hay que aplicarlo?

El lugar donde hay que aplicar el iluminador depende de la forma y los rasgos faciales de cada rostro, pero en su mayor parte, se aplica en los puntos altos del rostro, así como en cualquier lugar donde la luz se refleje naturalmente: el centro de la nariz, la parte superior de los pómulos, a lo largo del hueso de la ceja, el centro de la frente, el centro de la barbilla y el arco de Cupido. En el caso de aquellas personas que están empezando en el mundo de los iluminadores pueden centrarse en la zona de los pómulos, el hueso de la ceja y el arco de Cupido para ir avanzando poco a poco.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.