Ideas de decoración usando termómetros de galileo

Decoración con termómetros de galileo

¿Conoces los termómetros de galileo? Además de proporcionarte información valiosa de la temperatura de una forma vistosa y original, son ideales para decorar en tu hogar. Son bonitos, prácticos y además te dirán la temperatura aproximada (nunca exacta) de la estancia, siempre que ronde entre los 18 y los 26ºC.

Antes de comentarte las ideas de decoración, primero vamos a comentarte cómo funciona este tipo de termómetro y algunas curiosidades que tiene. Después, pasaremos a darte algunas ideas de decoración que seguro que te encantará saber.

Por qué usar un termómetro de galileo

Si te has comprado o quieres comprarte un termómetro de galileo, primero debes saber cómo funciona. El físico Galilleo Galillei descubrió que la densidad del líquido cambia según la temperatura. Después se dio cuenta de que podría aprovechar esto para crear un instrumento que pudiese medir la temperatura del ambiente. Así es como nació el termómetro Galileo.

Trata de unas bolas de cristal con color que flotan en un líquido y depende de la temperatura suben o bajan dependiendo de la densidad. A medida que cambia la temperatura las esferas suben o bajan indicando la temperatura aproximada.

colores termometro galileo

Formas de decorar con el termómetro Galileo

Para decorar con el termómetro Galileo es importante que una vez que sepas cómo funciona pienses cómo puedes ir mejor en tu hogar para decorar y al mismo tiempo disfrutar de su uso. Una vez que lo hayas adquirido no lo pongas en cualquier parte, primero piensa cómo puedes sacarle más uso, para ello no te pierdas estos consejos.

En la entrada

Poner este termómetro en la entrada de tu hogar es muy buena idea porque así nada más entrar a tu hogar o al salir de él te darás cuenta de que tienes un instrumento que además es decorativo y que te proporcionará la temperatura que habrá en la estancia. Puedes ponerlo encima de una estantería donde sea muy visible, encima de un recibidor con algún detalle decorativo a su alrededor o únicamente el termómetro como decoración que también será una idea estupenda decorativa.

En el salón

El salón también es un lugar ideal para poder decorar con este termómetro porque aportará elegancia gracias a su bonito diseño. Puedes ponerlo en la mesa del comedor, en un aparador o en un estante. Lo que importa es que esté en una zona alta porque si lo pones en zonas bajas podría correr el peligro de caer y romperse, sobre todo si tienes niños o animales. Así que en la zona que lo pongas deberá ser un lugar que aunque la estancia sea transitada, no corra peligro de caer y romperse.

termometro galileo para decorar

El el dormitorio

En el dormitorio también es un buen lugar para poder decorar con tu termómetro Galileo porque así siempre que vayas a dormir o antes de salir de la cama, sabrás la temperatura que hay en la estancia. Además, al ser tan bonito y decorativo puede quedar muy bien en tu mesita de noche, encima del tocador o en una estantería.

En el exterior de tu hogar

Otra idea para decorar con el termómetro Galileo es ponerlo en el alféizar de alguna ventana, en tu porche o en tu jardín. Quedará muy bonito pero debes saber que si la temperatura está por debajo de los 18ºC o superior de los 26ºC, entonces no te podrá mostrar la temperatura aproximada que hay. En este sentido, dependiendo de la temperatura que suela haber en el exterior de tu hogar, es mejor que lo uses dentro de tu hogar que las temperaturas suelen rondar estas temperaturas y entonces podría ser más preciso.

Dónde no es buena idea

Aunque es tu decisión ponerlo o no, donde no sería buena usarlo es en el baño o en la cocina. Si bien es cierto que puede hacer su uso y posiblemente te funcione bien si tienes un buen lugar para poder colocarlo, al ser estancias transitadas y de movimiento corre más peligro de que el termómetro Galileo pueda caer y romperse.

De cualquier modo, si crees que en algún lugar de tu estancia puede quedar bien, entonces no lo pienses y simplemente ponlo. Disfruta de su diseño, de la decoración que proporciona en tu hogar y de lo bien que te hace sentir con tan solo mirarlo. Tiene un efecto bastante relajante cuando te quedas observando y las esferas suben y bajan lentamente dependiendo de la temperatura que hay en la estancia.

Por ejemplo, si lo tienes ubicado en el salón y tienes calor porque la temperatura es mayor a 26ºC y pones el aire acondicionado y baja la temperatura hasta 23ºC, entonces verás el movimiento de las esferas y te relajará hacerlo. Lo mismo ocurre a la inversa, si tienes frío y la temperatura de la estancia es menor a 18ºC, pero pones la calefacción las esferas flotarán a medida que la temperatura vaya aumentando, ¡es ideal!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.