Ideas de maquillaje para Halloween

lapiz atravesado

Silvia Quirós

Aunque haya quien se resista aún, en este lado del charco, a celebrar la popular fiesta de Halloween, son más cada año los que se apuntan a eso de disfrazarse, dar sustos y aterrorizar a la gente por la calle con diabólicos maquillajes. Tanto si eres de las veteranas en esto como si eres de las novatas, aquí te traemos algunas ideas de maquillaje para Halloween. ¡Disfruta de la fiesta!

Boca cosida

Este maquillaje es super sencillo y necesitarás de muy pocos materiales para realizarlo. Puede ser el complemento perfecto para cualquier maquillaje de Halloween. Necesitarás:

  • Sombras de ojos: blanca, rosada, roja, negra y morada.
  • Hilo negro (con grosor adecuado para que no sea un hilo fino y endeble, sino consistente).
  • Sangre artificial.
  • Pegamento cutáneo.

0

  1. Lo primero de todo será poner los puntos adecuados alrededor de nuestros labios, que será donde irán los extremos de los hilos.
  2. A continuación, dobla los hilos en forma cruzada para que de el aspecto de haber sido cosido realmente a la boca. Bastará con hacer “equis” con un pequeño nudito en la mitad.
  3. Lo siguiente será aplicar látex líquido o pegamento cutáneo, en cada puntito que hemos realizado en el paso uno, para poder pegar así los extremos de nuestro hilo.
  4. Cuando esté seco y totalmente pegado, lo próximo será maquillar el labio como si realmente hubiese sido cosido: pon unas gotitas de sangre artificial cayendo de uno de los agujeros (puntos de hilo), algo de sombra morada y rosa alrededor de la boca simulado las cosidas, y un poco de sombra blanca en la propia superficie del labio para simular así la tensión e hinchazón ejercida por los hilos.

¡Y listo! Maquillaje de boca cosida preparado.

Lápiz atravesando la piel

Trucos-de-Maquillaje-para-Halloween

Este maquillaje impresiona bastante y tampoco es muy difícil de realizar. A continuación te decimos qué materiales necesitas y cuáles son los pasos a seguir para poder llevarlo a cabo:

  • Lápiz de madera.
  • Serrucho.
  • Látex líquido o pegamento cutáneo.
  • Sangre artificial.
  • Papel higiénico.
  • Sombra roja, morada y negra.
  • Maquillaje fluido y brochas.
  1. Antes que nada, vamos a cortar el lápiz en diagonal. Haremos dos cortes, aproximadamente del mismo tamaño, y nos quedaremos con los extremos. El trozo del medio no nos servirá.
  2. Lo siguiente será, situar en nuestra cara, con la ayuda de un delineador negro, dónde queremos que vaya el lápiz atravesado. Puedes optar por la nariz o por las mejillas.
  3. Lo colocamos con la ayuda del pegamento cutáneo o látex líquido, ejerciendo un poco de presión y aguantando unos minutos hasta que esté más o menos adherido a la piel.
  4. Una vez colocado uno de los extremos, vamos a simular que está realmente clavado a la piel, por lo que necesitaremos pequeños trocitos de papel higiénico y pegamento, para simular el orificio de entrada. La técnica es sencilla: un poco de pegamento cutáneo, colocas el papel, y vuelves a añadir pegamento. Lo que tenemos que intentar es que quede lo más real posible por lo que el papel no puede superar las 3 o 4 capas.
  5. A continuación, una vez hayamos dejado secar el papel, vamos a maquillarlo con maquillaje fluido para que parezca nuestra piel real. Ayúdate de una brocha y corrector si lo necesitas, y añade tantas capas de maquillaje como sean necesarias.
  6. Lo siguiente será simular el “daño”, por lo que llega la hora de aplicar sombras de color negra, rosa y morada, imitando así la herida. Añade también unas gotitas de sangre artificial para darle un poco más de realismo al maquillaje.
  7. A continuación, cuando acabemos con ese extremo del lápiz, tendremos que colocar el otro, por lo que haremos los mismos pasos que con el anterior.

Este maquillaje es sencillo pero requiere de paciencia y tiempo para su realización. Una vez finalizado, te sorprenderás del resultado. ¡Da mucho miedo!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *