i-Light Pro de Remington, descubriendo las diferencias entre láser y luz pulsada

Este verano he estado probando la nueva I-light Pro de Remington, y tras las varias sesiones que me he realizado durante estos pasados meses, hoy quiero contaros mi impresión de primera mano.

<h3

i-Light PRO emplea la tecnología de Luz Pulsada Intensa (IPL), que no se parece nada al láser, ya que si no conoces las diferencias entre ambas, principalmente reside en la forma de aplicar la luz.

  • El láser aplica una luz monocromática, de un solo color, que se absorbe por la melanina, ese pigmento que da color al vello y a la piel. Todos esos fotones de luz van en la misma dirección y en la misma longitud de onda, por lo que el láser es algo más puntual y preciso.
  • La luz pulsada o IPL (Intensed Pulsed Light), es de carácter policromático, de varios colores, y su haz de luz se mueve en varias direcciones con diferentes longitudes de onda, por lo que un mismo aparato puede servir para tratar distintos tipos de vello, ya que la luz incide de manera diferente antes vellos diferentes.

Vista la diferencia principal, ahora vamos a descubrir qué es la i-Light Pro de Remington.

¿Qué es I-Light Pro de Remington?

Como os he mencionado, usa la tecnología de luz pulsada intensa (IPL), que es la misma que utilizan los institutos y las clínicas de belleza, pero a diferencia, ésta la puedes utilizar en casa, ya que es para uso doméstico. Por eso es mucho más pequeña y totalmente más manejable que las que vemos en los centros de belleza.

Ventajas de la i-Light Pro de Remington:

  • Es unisex, y para cualquier tipo de edad y piel.
  • Tiene un sensor de piel que te permite tratar tu piel adecuadamente e incidir el tipo de luz que necesita.
  • Sus resultados son de larga duración. Basta con 3 sesiones espaciadas cada 2 semanas para que el vello no aparezca hasta pasados 6 meses.
  • Mejora de su pulsación respecto a su versión anterior. Ésta es de 110 ms, que permite calentar antes el folículo piloso.
  • Más potencia, puedes elegirla manualmente para que la depilación sea más efectiva y duradera.

Modo de utilización de la i-Light Pro de Remington

La nueva i-Light PRO elimina el vello por medio de la fotodepilación por luz pulsada. Contiene una lámpara de tecnología Xenon que emite una pulsación de luz intensa que es absorbida por la melanina del vello, de forma que éste se debilita y retrasa su aparición durante 6 meses.

Para empezar a utilizarla lo primero que has de hacer es rasurar la zona a depilar antes de el uso pasándonos la cuchilla de afeitar por las piernas, ingles, axilas para que no haya nada de vello. Con esta i-Light Pro, no podremos depilar nuestro rostro.

Una vez que tenemos la zona totalmente rasurada, solamente tendrás que encender la máquina y poner tu brazo sobre el sensor para ver si tu piel es apta para este tipo de producto. Una vez que la máquina te da el ok, solo tendrás que coger la pistola que es totalmente ergonómica y empezar a aplicarla sobre la piel en la zona a depilar.

Tienes dos modos de utilizarla:

  • Modo automático, es el más cómodo porque hace que no tengas que presionar el botón de la pistola, ya que lo hace de manera directa. Está pensada para zonas más amplias de depilación.
  • Modo manual, para el cual es necesario pulsar el botón de disparo cada vez que queramos activar el dispositivo. Es ideal para puntos más concretos.

¿Qué cuidados requiere la máquina?

Como todo, la máquina hay que cuidarla. Las lámparas de destellos tienen una duración determinada, y hay que cambiarlas cuando el sensor te avisa de que están gastadas, (unos 1.500 destellos aproximadamente). En el pack i-Light Pro de Remington incluye 3 lámparas (una metida dentro de la máquina) y 2 de repuesto.

Para la compra de esta i-Light Pro de Remington, solo has de consultar sus puntos de venta en su web. Su precio es de 349,90€ con las tres lamparitas, y cada cambio de lámpara tiene un coste de 29,90€.

Mi valoración

Hace unos meses cuando recibí la i-Light Pro de Remington en casa, no sabía por donde empezar. Nunca había probado la luz pulsada, ya que anteriormente me había hecho láser en determinadas zonas del cuerpo y estaba bastante contenta con los resultados, pero al ver que este tipo de depilación era cómoda y sin salir de casa, me decidí a probarla. Empecé con el modo automático, pero luego me decanté por el manual para subir la fuerza en algunas zonas del cuerpo.

Empecé en tres zonas: Axilas, ingles y medias piernas, y los resultados en dichas zonas han sido totalmente diferentes.

  • En la zona de las axilas, con tres sesiones espaciadas cada dos semanas, el pelo ha desaparecido totalmente. Desde la primera sesión se apreciaba mucho más débil y transparente, y empezó a desaparecer en diferentes zonas de la piel en modo de calvas. Con tres sesiones desapareció por completo, y ahora cuando quizás una vez al mes me paso la cuchilla en algún pelo que queda, éste tarda en aparecer uno o dos meses.
  • En la zona de las ingles, el resultado fue parecido al de las axilas, el pelo con tres sesiones desapareció. He de comentar que aunque esta zona es mucho más sensible, no he tenido ningún problema con la i-Light Pro de Remington ya que no hace daño y no sientes que quema el pelo ni nada parecido, es una gozada, sobre todo por el fácil manejo del aparato y la rapidez con la que te haces la depilación.
  • En las medias piernas el resultado es diferente. Hay mucha más cantidad de pelo, por lo que tuve que hacerme un total de 6 sesiones para que el pelo se debilitara. Aunque no ha desaparecido por completo, he de comentaros que estoy muy contenta con los resultados. Tengo muchas zonas sin pelo en forma de calvas y el pelo que sale es mucho más débil y tarda mucho más en salir. Aún así sigo depilándome de vez en cuando con cuchilla.

En general estoy bastante contenta con los resultados, porque en unas zonas (las más específicas) el pelo desaparece, y en las zonas más generales, éste sale más debilitado y tarda más en salir. Si tenéis la oportunidad de probarla, hacedlo porque es una forma de deshacerse de otros sistemas de depilación convencionales y de retrasar el crecimiento del pelo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *