Hilos tensores para rejuvenecer la piel

Hilos tensores para la piel

Los tratamientos para poder rejuvenecer la piel cuando aparecen las primeras arrugas se han multiplicado. Y cada vez encontramos mejores ideas, menos invasivas y que la piel acepta mejor, con estupendos resultados. Uno de ellos es el tratamiento de los hilos tensores, los cuales se aplican bajo la piel para unos resultados asombrosos en poco tiempo.

Para recibir este tratamiento, hay que ir a clínicas especializadas, ya que se trata de una técnica que debe ser llevada a cabo por profesionales experimentados. Previamente, el profesional evaluará el estado de la piel, para ver si es la técnica que necesitamos, y finalmente llevarán a cabo la intervención, que suele ser rápida y eficaz.

Estos hilos tensores se introducen bajo la piel, y solo se necesita anestesia local, reduciendo los riesgos de la intervención. Tras unos treinta minutos, ya se verán los resultados. Estos hilos están fabricados con polidioxanona, un componente biocompatible, que es absorbido por la piel y que no produce reacciones alérgicas, por lo que los riesgos son mínimos.

Estos hilos sirven para diferentes fines. Normalmente, pensaremos en el rostro, ya que esta piel es más fina y es en donde primero se notan las arrugas. Es una de las zonas en las que se usan, para definir el óvalo facial y eliminar arrugas, pero no es la única.

También se utilizan con mucho éxito en el abdomen tras el parto, ya que es una zona que se ve muy dañada, con mucha flacidez. La piel se tensa fácilmente, y en poco tiempo. En otras zonas que se ha usado son por ejemplo el cuello, en donde se nota la flacidez de la edad, en los muslos y en el escote, en donde se hacen arrugas si tenemos un pecho grande. Tienen muchos usos, aunque siempre es una intervención, por lo que hay que acudir a lugares de confianza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *