Cómo hacer crecer el cabello con plantas medicinales

Hacer crecer el cabello

Para hacer crecer el cabello lo primero que debemos saber es que necesitamos un poco de paciencia. Porque a pesar de que los remedios con plantas medicinales son uno de los mejores pasos que podemos dar, también llevará su tiempo en ver los resultados. Aunque desde el primer momento, notaremos cómo nuestro cabello cambia para bien.

Porque todas estas plantas le van a proporcionar un cuidado extremo. Gracias a él, conseguiremos una textura, un brillo y una naturalidad más que especial. Así que, si el primer paso ya lo hemos dado, vamos a por el segundo que es hacer crecer el cabello. Con un poco de constancia, lo vamos a conseguir y antes de lo que imaginas.

Hacer crecer el cabello con aloe vera

No nos cansaremos de repetirlo pero es que, el aloe vera triunfa por donde pasa. No no lo decimos nosotros, sino que se ve siempre y cuando lo usemos de la manera correcta. En este caso, para hacer crecer el cabello, vamos a necesitar una cucharada de su gel que aplicaremos por toda la zona del cuero cabelludo. Lo haremos a modo de masaje, con las yemas de los dedos y sin presionar demasiado. Tan solo se trata de activar la circulación y de ir extendiendo dicho gel. Tras el masaje, deja actuar una media hora y luego, lava tu cabello como de costumbre. Puedes repetir el proceso cada día hasta que veas el resultado, que no se hará esperar.

aloe vera

El romero

Si notas que el cabello se cae más de lo que debería y no hay ningún otro problema de por medio, entonces podremos usar el romero como solución. Es otra de las plantas medicinales que siempre debemos tener cerca. Más que nada porque cuida y fortalece nuestro pelo. Sobre todo es perfecto para esa temporadas llenas de estrés, en las que la caída es más notable. Puedes hacer una infusión de romero, con la planta y agua. Cuando esté templada, se añade al bote de champú y mezclas. ¡Ya lo podrás usar cuando quieras! Claro que puedes hacerlo directamente, sobre el cuero cabelludo como venimos explicando y hacer un ligero masaje o aplicar como enjuague en el lavado.

Infusión de tomillo

Al igual que ocurría con el romero, el tomillo también es otro de los básicos. Del mismo modo, también se puede aplicar en forma de infusión. Tan solo tenemos que hervir un par de vasos de agua con unas hojas de tomillo, esperar a que se enfríe y colar. Previene la caída del pelo y nos aportará más fuerza en el mismo.

té de menta

Salvia con vinagre

Quizás la combinación no suele del todo bien, pero sí lo será para nuestro cabello. De nuevo, haremos una infusión o un té de salvia. Le añadimos una cucharada de vinagre de manzana y removemos bien. También lo puedes usar como un enjuague para tu cabello. Su efecto se dejará ver muy pronto ya que estimula la circulación y esto hace que prevenga la caída y nos permita disfrutar de un pelo mucho más sano y más grueso.

Aceite de menta

La menta es perfecta para nuestro cabello, para activar también la circulación y para cuidar los folículos. Pero en este caso, como se trata de una forma sencilla de conseguirla y de aplicarla, nos hemos decantado por su aceite. Es cierto que no se necesita mucha cantidad, tan solo unas gotitas. Las echarás sobre la palma de la mano y frotarás contra la otra para luego realizar el masaje. Va a fortalecer el cabello y de ahí a que salga más fuerte. También se aconseja usarlo de manera regular para ver cuanto antes sus efectos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.