Cómo hacer cebolla caramelizada de una forma fácil

cebolla caramelizadaLa cebolla caramelizada es un tipo de guarnición que acompaña muy bien a mucho tipos de platos, como por ejemplo quesos. ¿Quién no ha probado un exquisito queso de cabra con cebolla carameliza?. Si no lo habéis probado aún, no esperéis más, es una auténtica delicia.

En esta receta os explico una técnica para acelerar el proceso de la caramelización, y así poder tener esta guarnición lista de forma fácil y rápida, ya que el modo tradicional de hacerla lleva mucho tiempo.

Ingredientes:

  • 1 kg. de cebollas.
  • 1 chorro de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 pellizco de sal.
  • 1 chorro de vinagre balsámico (opcional).
  • 2 cucharadas de azúcar blanco/moreno (opcional).

Preparación de la cebolla caramelizada:

Para hacer cebolla caramelizada de forma tradicional, sólo tendríamos que freír la cebolla en aceite a fuego lento y, con paciencia, esperar a que se caramelice por sí sola. Este proceso de caramelización tarda alrededor de una hora u hora y media.

Pero si no queremos esperar tanto tiempo, podemos usar un pequeño truco cocinarla que acelerará el proceso y la tendremos lista en 30 minutos.

Lo primero que haremos será cortar la cebolla en juliana (a lo largo). Es el corte más común, aunque si queremos que nos quede como una mermelada, cortaremos la cebolla en brunoise (en cuadraditos pequeños).

Calentamos un poco de aceite en una sartén amplia a fuego lento y añadimos la cebolla junto a un pellizco de sal. Removemos procurando que toda la cebolla se impregne bien de aceite. En unos 5 minutos comenzará a pocharse.

Agregamos una cucharadita de postre de bicarbonato y removemos. El bicarbonato aumenta la alcalinidad de la cebolla, haciendo que esta sude y expulse su agua mucho más rápido, por lo que se reducirá antes y tardará menos en llegar al punto de caramelización.

Seguimos cocinando hasta que la cebolla tome un color oscuro como la del caramelo. Como comentaba antes, esto nos llevará unos 30 minutos.

Como toque opcional, podemos fomentar su sabor agregando azúcar blanco o moreno y un poco de vinagre balsámico una vez esté caramelizada en sus propios azúcares. Incorporaremos estos dos ingredientes y dejaremos la sartén al fuego unos 3 minutos más, hasta que el azúcar haya desaparecido.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *