Hablamos sobre las amalgamas dentales, su peligro y porqué es mejor retirarlas

Las amalgamas dentales son un material que se usa para rellenar las cavidades ocasionadas por las caries. Esta técnica se lleva utilizando desde hace más de 150 años a personas de todo el mundo. La problemática reside en los materiales empleados para realizar estas amalgamas. Normalmente una mezcla de mercurio, plata, estaño y cobre.

En este artículo vamos a hablar de porqué se deberían retirar las amalgamas de estos materiales a todas aquellas personas que los tengan para evitar problemas de salud.

¿Porqué retirar las almalgamas?

La principal razón para retirar las almagamas es su gran porcentaje en mercurio. El mercurio es la sustancia no radioactiva más tóxica que se conoce en la actualidad y resulta inquietante que las amalgamas contengan más de un 50% de mercurio. Este tipo de amalgamas han sido muy empleadas debido a la gran durabilidad de sus materiales

Este mercurio que contienen las amalgamas se libera en forma de vapor pudiendo ser inhalado y absorbido por los pulmones.

Existen también amalgamas de plata, en torno a las que se han elaborado estudios y han resultado ser seguras tanto en adultos como en niños mayores de seis años.

Por tanto, en el caso de tener amalgamas solo de plata, siempre que estén en buenas condiciones y que no tengan caries por debajo, podemos mantenerlas en la boca. Por otro lado, si las amalgamas son de mercurio, lo recomendable sería retirarlas.

Hay test que podemos realizar para saber si nuestro organismo está siendo afectado por este mercurio. También podemos optar por realizar algunos de estos test antes de tomar la decisión de retirar las amalgamas. Sin embargo, la posibilidad de intoxicarnos por mercurio siempre estará ahí. Estos test son de elementos, por ejemplo de elementos en el cabello, que analizan los componentes que hay en nuestro pelo.

¿Cómo evitar el efecto de las amalgamas?

Además de retirarlas, es recomendable eliminar de nuestro organismo los metales pesados que hayan podido absorberse. Esto se realiza mediante agentes quelantes, que son sustancias antagónicas a los metales pesados y que pueden utilizarse para evitar la toxicidad de estos en seres vivos.

Los metales pesados no pueden ser metabolizados por el cuerpo humano y por tanto se mantienen en el organismo intoxicándolo. Los quelantes evitan y revierten los efectos tóxicos de estos metales y ayudan a eliminarlos del cuerpo. 

Se puede comenzar con este tratamiento quelante antes, durante y después de la retirada de las amalgamas.

De preferencia elegiremos quelantes naturales para realizar esta tarea. Para ello podemos servirnos de:

  • Chlorela: un alga que sirve como quelante. Debemos comprarla en sitios de confianza para tener buenos resultados, ya que deben ser chlorela limpia.
  • Ceolita: otro capturador de metales.
  • Glutation liposomal: un antioxidante muy potente, con grandes beneficios para el organismo como por ejemplo para el cuidado del intestino, pero que además es muy bueno en la eliminación de metales pesados del organismo. Ayuda al hígado a procesar no solo la gran carga que puede recibir de metales sino también cuando tomamos muchos medicamentos.

Todos estos quelantes deben ser suministrados bajo las recomendaciones de un profesional y en las medidas que nos indique.

Alternativas a la amalgama dental

Dientes blancos

Hoy día hay alternativas a este tipo de materiales como por ejemplo rellenos de resinas o de ionómero de vidrio. 

En cualquier caso, lo que debemos tener en cuenta es que no hay nada como la prevención. Lo ideal es evitar que tengan que ponernos empaste alguno y para ello debemos ser cuidadosos con nuestra salud dental. Para ello os dejamos algunos consejos a seguir:

  • Cepillarse los dientes a diario al menos dos veces al día, en especial por la noche que es cuando más posibilidades hay de que se generen las caries debido a que mientras dormimos no generamos saliva. Deberíamos cepillarnos justo después de cada comida o después de tomar bebidas azucaradas. Si que hay que tener en cuenta que si se han tomado cítricos después de la comida pueden hacer una pequeña reacción con el cepillado y desgastar el esmalte, por ello en estos casos simplemente un enjuague con agua debería bastar.
  • Incorporar la seda dental en nuestra rutina de higiene dental. Este es un paso que la mayoría de personas no realiza y sin embargo es un paso importante para una correcta limpieza de la boca. Con la seda llegamos a los espacios interdentales que no llega el cepillo. Deberíamos usarla una vez al día, de preferencia en la noche.
  • Enjuagues: Los colutorios ayudan a mantener sana nuestra boca y evitar infecciones. No debe abusarse de los colutorios. De dos a tres veces a la semana debería ser más que suficiente, siempre después del cepillado para ayudar a remineralizar el esmalte dental. Debemos tener en cuenta que eliminan todas las bacterías de la boca, incluso las buenas. Elegir siempre aquellos que no tengan alcohol y si son naturales aún mejor.
  • Tener una dieta equilibrada. Como en todos puntos de nuestra salud, la alimentación es uno de los pilares claves para estar sanos. Además, hay alimentos que favorecen una buena salud dental, así como otros que pueden dañar nuestros esmalte o decolorarlo.
  • Visitar regularmente a nuestro dentista. No solo realizarnos revisiones sino también limpiezas de boca al menos una vez al año.
  • No abusar de blanqueadores, ya que pueden dañar el esmalte y debilitar los dientes.
  • Si no podemos cepillarnos la boca podemos ayudarnos de los chicles sin azúcar que tienen xilitol y que estimulan la secreción de saliva que es nuestro agente anticaries natural. El chicle no sustituye el cepillado, es solo para aquellas ocasiones en que comemos fuera de casa y no podemos cepillarnos los dientes.

Siguiendo estos consejos conseguiremos evitar en gran medida problemas en los dientes y no tener la necesidad de empastarlos. Ahora bien, en aquellos casos que ya presenten amalgamas, recomendamos hablar con un dentista para retirarlas y sustituirlas por otros materiales.

Quizá pueda interesarte:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.