Hablamos sobre la caída de pelo en las mujeres o alopecia androgenética

Son muchas las mujeres preocupadas por la caída excesiva de pelo o la alopecia femenina. Quienes están en esta situación esperan encontrar un remedio para frenar esta caída. Sin embargo no es algo que pueda curarse ya que no es una enfermedad en sí. La alopecia, en la mayoría de los casos en un síntoma de otras cosas que están sucediendo en nuestro organismo.

Por ello, en el artículo de hoy vamos a hablar y entrar un poco más en detalle sobre porqué se cae el cabello, cómo diferenciar una alopecia real, de una alopecia androgenética que es de lo que vamos a tratar.

¿Qué es la alopecia androgenética?

Es el tipo de alopecia que sufren el 60% de los hombres ya que está relacionada con las hormonas masculinas. Las mujeres también tenemos estas hormonas como es el caso de la testosterona. Es una alopecia genética y hormonal en el caso de los hombres, y hormonal en el caso de las mujeres.

Un alto nivel de andrógenos significa un exceso en testosterona libre que provoca una androgenización de la mujer. Los andrógenos son las hormonas masculinas, que también son necesarias para las mujeres aunque en unos niveles mucho más inferiores que en el caso de los hombres.

La androgénesis provoca entre otros síntomas de los que hablaremos más tarde, la caída del cabello. Produce una disminución paulatina de la actividad producida en los folículos pilosos que van reduciéndose en tamaño y por tanto el cabello se afina. Con el tiempo se produce una atrofia del bulbo piloso y por tanto la muerte del folículo y la pérdida de ese cabello.

¿Cómo saber si tenemos los andrógenos altos?

Lo más sencillo es realizar un análisis para saber cómo están los niveles de estas hormonas.  Sin embargo hay otros muchos síntomas que acompañan un elevado nivel de andrógenos además de la caída del pelo, como por ejemplo:

  • Crece el vello en zonas donde normalmente le crece a los hombres, algo que se denomina irsutismo. 
  • Manchas en la piel detrás del cuello, los codos y las axilas.
  • Problema de sobrepeso sin lograr reducir el volumen en la tripa por más que se intente.
  • La caída del pelo es más notable en «las entradas» y la coronilla. De igual manera que suele caerse el pelo a los hombres.
  • Se puede agravar la voz.
  • Puede producir síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Acné

No todo el mundo sufre todos los síntomas al sufrir de una androgenesis. Pon atención a tu cuerpo a ver qué síntomas puedes encontrar si presentas caída excesiva del cabello o te está cambiando y no entiendes el porqué.

Quizá pueda interesarte este artículo sobre el sindrome del ovario poliquístico, la píldora, la nutrición y cómo conseguir reducir o revertir el SOP: El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) y la nutrición

¿Qué hacer para frenar o revertir la caída del pelo androgenética?

caida cabello cuarentena

Una vez que hemos llegado a la conclusión de que tenemos un exceso de andrógenenos debemos localizar porqué se da esta situación.

Lo más habitual es que nos receten medicamentos para paliar los síntomas de esta alopecia, sin embargo al dejar de tomar el medicamento la caída del pelo vuelve. Esto se debe a que no se está tratando la raíz del problema. Suelen tratarse de medicamentos como Minoxidil, Finasterida, etc. Incluso hay quienes deciden apostar por un transplante para tratar de solucionar el problema. Sin embargo los folículos del transplante también acabarán muriendo si no se radica el problema hormonal.

La influencia de la insulina

La insulina es una hormona de crecimiento, necesaria para nuestro organismo, que provoca que cualquier cosa que está en contacto con la insulina crezca. También provoca una estimulación de la testosterona. Ello no es un problema de por sí. Pero si la testosterona se produce en exceso y queda como testosterona libre ahí sí nos podemos encontrar con problemas en nuestro organismo. Esta testosterona busca donde ligarse y mientras lo hace causa problemas.

La testosterona elevada además impide la ovulación, que no la presencia de la regla, lo cuál hace que los andrógenos aumenten, un aumento de los andrógenos evita la ovulación y sin ovulación los andrógenos siguen en aumento. Por tanto se genera un círculo que se retroalimenta. Sin la ovulación no se produce la progesterona y por tanto no hay una hormona que equilibre el nivel de testosterona. Sin la ovulación, admeás, hacemos que nuestro pelo, las uñas, los huesos, se debiliten.

¿Cómo evitarlo?

La insulina se estimula con el consumo de azúcares (recordemos que los carbohidratos son azúcares en nuestro organismo). Si reducimos la insulina, se reducen los problemas de los que hemos estado hablando. Por tanto un cambio en nuestra dieta se convierte en algo fundamental hacer frente a todos los síntomas que se deriban de una androgenización.

Una vez se consigue regular los niveles hormonales de nuestro organismo, comenzaremos a ver cómo los síntomas de los que estamos hablando deberían reducirse considerablemente. Una vez comenzamos a ovular con normalidad podemos volver a introducir los carbohidratos en nuestro día a día si queremos, siempre controlando las cantidades para no volver a sufrir del problema que hemos revertido.

Debemos tener en cuenta también que si los folículos del pelo se mueren, esos cabellos no van a recuperarse. Sin embargo los que continúen sin afectar van a recuperar su vigor, también se engrosará el cabello y por tanto la densidad. Por ello cuanto antes comencemos a poner remedio a la caída androgenética mejor.

Siempre antes de comenzar a realizar una dieta baja en carbohidratos hay que acudir a un nutricionista para comentarle nuestro caso y que nos haga un seguimiento seguro. Debemos tener una dieta balanceada dentro de nuestras posibilidades.

Para ayudarnos a quemar el exceso de glucosa nos podemos servir también de realizar ejercicio. Por lo tanto si hacemos un cambio en los hábitos en nuestro día a día vamos a beneficiar nuestra salud en numerosos sentidos.

Quizá pueda interesarte:

Alimentación Keto y Paleo: diferencias

Conoce las necesidades nutritivas de las mujeres

Ritmos circadianos ¿Qué son y como aplicarlos a nuestros días?

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.