Hablamos de los disruptores endocrinos: ¿Qué son? ¿Cómo nos afectan?

Cada vez se escuchan más enfermedades relacionadas con las hormonas, en ocasiones el problema hormonal solo es un síntoma de algo más grave. El ritmo de vida al que estamos acostumbrados en la actualidad, todo aquello que nos rodea en nuestro día a día, desde la comida hasta los productos de limpieza o del hogar o los espacios que habitamos, todo influye en nuestro estado de salud tanto física como mental. 

En este sentido, los disruptores endocrinos son algo que aunque no seamos conscientes afecta a nuestra salud y a lo que estamos expuestos a diario. Por ello en el artículo de hoy queremos hablaros de ellos para que podáis conocerlos y comenzar a evitarlos en la medida de lo posible para tratar de prevenir problemas de salud derivados de la exposición a estos disruptores.

¿Qué son los disruptores endocrinos?

Antes de comenzar a explicar que son los disruptores endocrinos, vamos a hacer un pequeño alto para hablar de las hormonas. Las hormonas de nuestro organismo, son moléculas que se encargan de enviar señales a las células y los órganos del cuerpo. Son, por tanto, algo esencial para el buen funcionamiento del organismo.

Los disruptores endocrinos son químicos que interfieren con nuestras hormonas y por tanto con sus señales, lo cuál provoca un mal funcionamiento corporal que afecta a nuestra salud de manera negativa.

Quizá puedan interesarte los siguientes artículos:

¿Dónde se encuentran?

Quizá por el nombre de disruptores endocrinos nos cuesta identificarlos, pero seguro que en algún producto que tenemos por casa encontramos ingredientes como: parabenos, ftalatos, bisfenoles, triclosán, benzofenonas y un largo etcétera de productos químicos a los que estamos expuestos a diario. También encontramos estos disruptores en pesticidas o retardantes de llamas.

Para poner un poco más de claridad:

  • Encontramos ftalatos en una gran cantidad de juguetes, perfumes y productos de cosmética.
  • Los parabenos se hallan en la cosmética, en productos alimenticios..
  • Los bisfenoles en productos plásticos como botellas o tuppers, en latas, tickets de compra..

Como podemos ver son productos que habitualmente estamos tocando o que incluso consumimos o extendemos en nuestra piel. Recordemos que nuestra piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo y que debe estar en buen estado ya que es nuestra primera barrera contra lo externo, así que mejor evitar estos productos.

Debido a esta gran presencia, estamos expuestos a una gran cantidad de disruptores endocrinos. Hay estudios que han detectado estos productos casi en el 100% de los participantes.

Trucos de limpieza para el hogar

¿Cómo entran en nuestro organismo estos disruptores endocrinos?

Ya hemos visto la gran exposición a la que estamos sometidos y que tanto consumimos como ponemos en nuestra piel estos químicos. Pero además de la alimentación y la piel, podemos estar expuestos a estos quimicos por el aire ya que por la respiración también penetran en nuestro organismo. 

Algunos de estos disruptores, denominados disruptores persistentes, pueden llegar a permanecer en nuestro organismo hasta por 10 años hasta que conseguimos expulsarlos del cuerpo. Por lo que su efecto en nosotros es muy prolongado.

Los que no son persistentes podemos eliminarnos en días o incluso horas.

¿Cómo nos afectan los disruptores endocrinos?

Comentábamos al inicio que este tipo de químicos interfieren con nuestras hormonas y con la función de las mismas. Esto se traduce en que los disruptores endocrinos pueden ser los causantes de problemas en el aparato respiratorio, en la salud cardiovascular, la salud metabólica, la cognitica, la reproductiva e incluso en el propio desarrollo en los niños. 

Es un tema que está en estudio para llegar a abarcar la totalidad de sus efectos sobre el organismo humano. Estos estudios también los relacionan con algunos tipos de cáncer, con la infertilidad, la diabetes, el asma, la obesidad y otras enfermedades que están muy presentes en la actualidad. Es importante destacar que afectan a nuestro sistema inmune y siendo así estamos expuestos a los agentes externos que pueden enfermarnos.

Por poner ejemplos más concretos, la exposición a bisfenol A está relacionada con la obesidad la diabetes, los cánceres de mama y próstata e incluso con transtornos de hiperactividad. Es cierto que esta exposición debe ser alta, sin embargo es preocupante a la gran cantidad de disruptores a la que estamos expuestos a diarios.

Dentro del conjunto de la población, los que más fácilmente sienten los efectos de estos químicos son los fetos y los bebes.

La problemática sobre los disruptores endocrinos radica en que no existe una opinión consensuada sobre su regulación. Esto se debe a las diferentes particularidades en la toxicidad de cada uno de ellos y que dificulta establecer un umbral seguro fijo general.

¿Qué podemos hacer a nivel particular?

Ante todo hay que tener en cuenta que los disruptores endocrinos son un factor más, por lo que si mantenemos un nivel de vida saludable no debería suponer un problema elevado la exposición a estos químicos. Con esto nos referimos a una alimentación correcta, hacer ejercicio y evitar aquellos tóxicos más claros para nosotros.

Otro factor importante es ser conscientes de los productos que compramos y consumimos. Si optamos por las opciones con menores aditivos y más naturales estaremos apostando por productos mucho más seguro para nosotros y nuestro hogar, además de para nuestro entorno.

Es importante hacer pequeños gestos como evitar calentar la comida en tuppers de plástico. Es más, si lo ideal sería optar por tuppers de cristal, aunque la tapa pueda ser de plástico. Evitar también botellas de plástico y apostar por las de cristal. Consumir el mínimo de alimentos procesados también es una buena opción para ayudar a nuestra salud general y para evitar los disruptores.

En el hogar podemos utilizar también productos de limpieza lo más naturales posibles como vinagre y aceites esenciales. Evitar los ambientadores también es muy importante para no añadir disruptores al aire del hogar.

Quizá pueda interesarte:

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.