Hablamos de la cándida: qué es la candidiasis y como librarse de ella

Hay muchas mujeres en todo el mundo que están realmente preocupadas con la cándida. Las infecciones recurrentes por este hongo pueden suponer un problema muy importante. Infecciones que llegan bien cuando con el periodo o en cualquier momento del mes y limitan la vida de muchas mujeres por la molestia que supone.

Por ello, hoy vamos a hablar de qué es la cándida, cómo afecta y qué hacer si se padece de candidiasis de manera constante.

¿Qué es la cándida?

La cándida es una levadura, un hongo beneficioso para nuestro organismo cuando está balanceado. Vive en el intestino delgado.

La cándida albicans es el tipo de hongo que normalmente provoca las infecciones por hongos en las personas. Por suerte, generalmente suelen ser más fáciles de tratar que las infecciones por otro tipo de hongos.

El problema radica cuando por motivos como el estrés, la mala alimentación o el consumo de antibióticos, la cándida deja de estar balanceada. Que este hongo se revolucione y prolifere conlleva la producción de síntomas de infección por cándida. Estos síntomas suelen ser en la piel. Debemos tener en cuenta que los problemas en la piel suelen ser una consecuencia de algún problema interno, normalmente relacionado con el intestino. Por ello, si sufrimos de cualquier tipo de problema tópico debemos tratar de profundizar sobre cuál puede ser el motivo principal de ello.

Quizá pueda interesarte:

¿Qué es la candidiasis?

deporte mujer

Es una infección vaginal muy común producida por hongos. Es tan común que en torno a un 75% de las mujeres sufren al menos una vez en su vida candidiasis. Y hasta un 50% sufren varias veces esta infección.

No se trata de una infección de transmisión sexual, sin embargo si padecemos de la infección es posible contagiar a nuestra pareja sexual. Además, pueden producir problemas varios durante las relaciones.

Causas

En el caso de las mujeres, la vagina contiene una mezcla de hongos y bacterias beneficiosos y que, normalmente, se encuentran en equilibrio. Entre los hongos se encuentra la cándida. Sin embargo, este equilibrio puede perturbarse por diversas razones y el crecimiento de la cándida puede ser excesivo o penetrar en ciertas capas celulares y provocando infencción.

Los principales motivos de que suceda esto suelen ser:

  • Consumo de antibióticos que desequilibran la flora vaginal natura. Es habitual que al consumir antibióticos para solucionar otros problemas como por ejemplo las anginas, estos antibióticos ataquen a la flora vaginal perturbándola y provocando una infección.
  • Durante los embarazos. Los cambios del organismo que suceden ante los embarazos también pueden perturbar el equilibrio entre hongos y bacterias.
  • Diabetes no controlada, consumo excesivo de azúcar o carbohidratos. La alimentación es un factor fundamental que influye en nuestra salud de forma directa.
  • Problemas en el sistema inmune. 
  • Consumo de otros medicamentos como anticonceptivos, estrógenos, etc.

Síntomas

No todo el mundo presenta los mismos síntomas ni con la misma intensidad, pero por norma general son los siguientes:

  • Picor, irritación y/o sensación de ardor en la zona vaginal y en la vulva. Esto puede verse acrecentado durante las relaciones sexuales.
  • Inflamación y enrojecimiento de la vulva.
  • Dolores y molestias en la vagina, incluidos sarpullidos.
  • Secreciones vaginales espesas o muy acuosas, dependiendo de cada caso.

Síntomas que marcan una candidiasis severa:

  • Padecer infecciones recurrentes (más de 4 en un año) todas por el hongo cándida.
  • Sufrir otro tipo de síntomas añadidos a los anteriores como un área extensa enrojecida, hichazon severa y picores que pueden llegar a provocar grietas, llagas o incluso desgarros.
  • También hay que tener especial cuidado en caso de embarazos, diabetes o personas que tienen el sistema inmune débil.

Consulta siempre con tu médico si es la primera vez que sufres estos síntomas, sino estás segura de si es candidiasis, si los síntomas permanecen durante un largo tiempo o si se desarrollan otros síntomas.

¿Qué hacer para combatir la candidiasis o cómo evitar que podamos sufrirla?

mujer embarazada y contenta

 

La cándida es un hongo muy difícil de matar si solo nos tomamos los antifúngicos que nos recetan los médicos. Esto sucede porque aunque se elimine la infección, tarde o temprano volvemos a infectarnos porque es un hongo que vive en nuestro intestino. Aquí está la clave, no hay que ir a atacar la infección momentánea sino a la superpoblación de cándida que ha surgido en nuestro intestino. Si conseguimos mantener regulados los niveles de este hongo evitaremos las infecciones producidas por el mismo.

Debemos tener en cuenta, que con las infecciones prolongadas, y la medicación que conlleva para eliminarla, lo que conseguimos es matar una gran parte de bacterias y hongos beneficiosos.

La cándida se alimenta del azúcar de nuestro cuerpo, cuando hablamos de azúcar nos referimos a cualquier carbohidrato que podamos consumir. Por tanto a menor cantidad de azúcar, menos alimento para la cándida. 

Si hemos padecido de varias infecciones por cándida, es muy probable que nuestro intestino esté dañado e inflamado, por lo que una dieta basada en alimentos no inflamatorios nos va a resultar muy beneficiosa para recuperarnos. 

Los resultados se notan desde las primeras semanas en que cambiamos de alimentación. Al no tener alimento, la cándida va muriendo y sobreviven solo las justas para el funcionamiento normal de nuestro organismo. Es normal que al principio el cambio en la dieta nos cueste, debemos tener en cuenta que estamos muy acostumbrados al consumo de azúcares y carbohidratos. Sin embargo, los resultados merecen la pena para así poder librarte de las infecciones por cándida de una vez por todas.

Hay algunos suplementos alimenticios con los que nos podemos ayudar:

Si optamos por consumir suplementos debe ser siempre bajo la supervisión de un médico, para evitar problemas estomacales. Algunos son:

  • Aceite de orégano
  • Aceite de tomillo
  • Alicina (un extracto del ajo)

Probioticos y prebióticos

Hay una gran variedad de ellos y nos ayudarán a recuperar la salud de nuestro intestino después de los ataques consecutivos por candidiasis.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.