Hábitos sencillos que nos hacen crecer en pareja

crecer pareja

Crecer en pareja. Ésta, es sin duda la aspiración que todas tenemos, el poder mantener una relación que nos permita seguir madurando personalmente y en conjunto. Ahora bien, sabemos que algo así puede resultar en ocasiones complicado, en especial, si alguno de los dos miembros de la pareja no respeta por ejemplo el espacio personal del otro, ahí donde surgen celos y desconfianzas.

Un amor saludable y duradero no se basa exclusivamente en decirnos “te quiero” cada día. En absoluto. Es mucho más que eso. Para crecer en pareja es necesario confiar el uno en el otro, ofrecer libertad y respeto, a la vez que fortalecer los vínculos del compromiso. Es saber jugar con el “tú” y el “nosotros” de un modo sabio, sin egoísmos ni rivalidades. Y ojo, con todo esto no estamos describiendo un simple ideal, sino una realidad que todos podemos y merecemos lograr. Hablemos hoy en Bezzia de ello, de los hábitos sencillos que nos pueden hacer crecer en pareja.

Hábitos que nos hacen crecer en pareja: Ponlos en práctica

bezzia encontrar pareja_830x400

Hay algo que debemos tener claro. Para crecer en pareja es necesario saber fomentar una serie de aspectos desde el primer día, desde ese momento en que empezamos una relación seria. No se trata en absoluto de “decidir nuevas normas” de un día para otro, son sencillos hábitos que nos enriquecen el día a día y que a su vez, unen aún más el vínculo que estamos construyendo con la persona que amamos.

Descúbrelos a continuación:

1. La importancia de sentirnos seguros

La seguridad es esa aspiración que toda persona necesita. La necesitan los niños, los adolescentes y la necesitamos también los adultos. El sentirnos protegidos y seguros en nuestra relación con otras personas es uno de los sentimientos más gratificadores y plenos que podemos sentir.

Dentro de esa seguridad, entra sin lugar a dudas la confianza mútua, el saber que nuestra pareja nos apoya en todo lo que hacemos, que es capaz de defendernos frente a la adversidad y que además, percibimos que somos realmente importantes para la otra persona. Amar es ofrecer cuidado, respeto, cariño y protección.

2. Comunicar, entender y escuchar

Una relación de pareja nunca podrá sostenerse ni ser auténtica si no existen estos tres pilares: el saber escuchar, el entender y el poder establecer un diálogo abierto en el que se den acuerdos, no desacuerdos y discrepancias. Sabemos que no siempre es fácil, que en ocasiones caemos en la discusión, en las peleas y esos enfados que nos duran minutos o días.

No pasa nada, las diferencias son en ocasiones comprensibles, lo importante es que el diálogo siempre sea posible, donde ambos nos escuchemos y donde la mayoría de las veces, acabemos con una sonrisa después de las tormentas.

3. Decir cosas positivas de la pareja ante otras personas

Puede que te parezca curioso, pero este aspecto es uno de los más apreciados. El que nuestra pareja diga cosas buenas ante otros, el que nos reconozca y demuestre su amor hacia nosotras, es realmente gratificante. Ahora bien, no te olvides de hacer lo mismo, y de que este sentimiento se muestre siempre de forma sincera y espontánea.

4. Ser capaz de perdonar

En ocasiones cuesta, pero quien no perdona no entiende, quien no recapacita no es capaz de ofrecer un amor sincero. Ahora bien, sabemos que en ocasiones hay determinadas situaciones que pueden ir en contra de nuestros valores, y es entonces cuando nos cuestionamos si realmente hemos de perdonar o no.

Es una elección personal, no cabe duda. No obstante, para crecer en pareja es esencial que seamos capaces de perdonar determinadas cosas, aspectos cotidianos, como discrepancias, olvidos, malentendidos, errores…

5. Disfrutad el uno del otro

¿Puede haber algo más importante que el disfrutar juntos? Sabemos que a lo largo del día tenemos muchas obligaciones, que llegamos tarde a casa, que en ocasiones nos sentimos estresados… Ahora bien, es vital que el tiempo que le dediquemos nuestra pareja sea de calidad.

Piensa cuándo fue la última vez que pasasteis un día realmente especial. Si te acabas de dar cuenta que ya casi ni lo recuerdas, ponle solución. Planead una escapada, o organizad un día especial en casa. Recuerda siempre que uno de los peores enemigos para una relación de pareja es la rutina. Así que aportad un poco de originalidad, espontaneidad y fantasía a vuestro día a día.

6. Irnos a la cama al mismo tiempo

Puede parecerte una tontería, pero este dato fue uno de los más recomendados por todas esas parejas estables y felices cuando se realizó un estudio sobre este tema. La simple costumbre de irnos a la cama al mismo tiempo nos permite no solo seguir las mismas rutinas, sino que además, conseguimos más complicidad e intimidad.

El que uno de los dos acuda por ejemplo dos horas después ya es un “desajuste”. Otro dato que debes tener en cuenta es que es “vital” que no os acostéis enfadados. La cama no es un campo de batalla donde pelear o discutir, la cama es un espacio íntimo destinado al sexo y al descanso, nada más. Cuando debamos aclarar algo o hablar sobre alguna discrepancia, hacedlo siempre en un lugar tranquilo donde no haya nadie, pero nunca en la cama. De ese modo, este lugar siempre estará libre de malas sensaciones.

pareja primera cita bezzia_830x400

Recuerda pues poner en práctica estos sencillos hábitos para crecer en pareja, son dimensiones que os harán edificar una relación duradera y feliz.


Un comentario

  1.   monica aragon dijo

    esto es muy buenisimo la verdad ayudaria atodo el q quiere realmente conservar su vida en pareja dios nos une para siempre ademas ademas el hombre y la mujer somos como el agua yel aceite pero dios hizo el milagro el amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *