Hábitos diarios que son perjudiciales para el cabello

Malos hábitos

Nuestro cabello no solo debe recibir los cuidados diarios sino que además debemos cerciorarnos de que estos son buenos para el cabello. Nuestro pelo puede sufrir daños por muchas causas, entre ellas los malos hábitos que tengamos. Si realizamos alguno de ellos casi sin darnos cuenta, tendremos que cambiar ese hábito.

En el día a día realizamos rutinas de belleza que son básicas, pero que a veces pueden resultar más perjudiciales que los tratamientos o los descuidos que tengamos. En el caso del pelo podemos llegar a tener gestos que lo estropeen casi sin darnos cuenta, así que hay que tener cuidado con ellos.

Elegimos un champú que no es adecuado

Champú

Este es uno de los mayores errores que podemos cometer a la hora de realizar las rutinas de nuestro cabello. Nuestro cabello puede ser graso, con puntas secas, con cuero cabelludo sensible, con cabello fino, rebelde o seco. Hay muchos tipos de cabello y para cada uno encontramos una modalidad diferente, por lo que debemos encontrar aquel que nos sea más útil. Hay que buscar además champús que sean lo más naturales y respetuosos con el cabello posible. Sin parabenos ni siliconas son las mejores fórmulas, ya que respetan el cabello.

Utilizamos solamente acondicionador

Mascarilla de cabello

El acondicionador está muy bien en el día a día para suavizar las puntas del cabello. Sin embargo, no siempre es suficiente para cuidarlo y notar las puntas suaves. Para ello se hace necesaria la mascarilla. Podemos encontrar mascarillas para todo tipo de cabello, y estas deben aplicarse de medios a puntas dejando actuar durante unos minutos. Si se envuelve el cabello en una toalla caliente, el efecto será mejor. Además, hay muchas mascarillas que son naturales, como la que se hace con aceite de coco, y resultan muy económicas.

Abusamos de secador

El secador puede ser una buena idea durante el invierno para no coger una gripe con el pelo mojado. Sin embargo no hay que abusar de él. Debemos evitarlo y dejar secar el cabello al aire en la medida de lo posible. Así no dañaremos tanto la fibra del cabello. Durante el verano es la mejor época para dejar secar el cabello fuera, dejando que quede una onda natural.

No usamos protector del calor con las planchas

Planchas

Las planchas dañan el cabello incluso más que el secador, ya que las utilizamos directamente sobre él. Es por eso que se debe utilizar un protector de cabello para el calor y a veces con las prisas nos olvidamos. Este protector cuida la fibra del cabello para que el calor no le afecte y lo reseque. Si las puntas se resecan, el cabello termina por quebrarse.

No lo cortamos a menudo

Cortar las puntas

Este no es exactamente un hábito, pero tiene mucho que ver con que nuestro cabello tenga un mal aspecto. Las puntas deben cortarse cada cierto tiempo, dependiendo de lo rápido que crezca el pelo. Si no se cortan terminan abriéndose y al abrirse pueden sufrir un efecto cremallera haciendo que se estropee todavía más el cabello. Cada dos meses más o menos se debe cortar el cabello para sanear las puntas.

Hacemos peinados muy tirantes

Este es un problema del que se percata poca gente, y es que aunque el cabello sea fuerte y grueso, el realizar peinados tirantes constantemente puede dañarlo. Se puede producir la caída de cabello por tracción. Si utilizamos además la raya siempre en el mismo sitio, suele aumentar esta raya, y el cabello no crece bien en esa zona siempre expuesta. Es por eso que debemos evitar los peinados tirantes y también cambiar la raya de lado de vez en cuando para que no pase esto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *