Guisantes con jamón

Si piensas que para comer algo sabroso hay que invertir tiempo en la cocina, tienes que probar estos guisantes con jamón. Es muy sencilla y se hace en unos minutos, y encima es una delicia de receta.

Además de todas estas ventajas, es un plato muy saludable. Los guisantes son muy nutritivos y calóricos, que junto al jamón serrano se convierten en un plato que nos aportará hierro y nos llenará de energía. Puedes degustar este manjar acompañado de huevo o emplearlo como guarnición de otras comidas.

Ingredientes:

(Para 2 personas).

  • 250 gr. de guisantes frescos o congelados.
  • 50 gr. de tacos de jamón.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • Aceite de oliva.
  • 1 huevo por persona como acompañamiento.

Preparación de los guisantes con jamón:

Para la elaboración de la receta, podemos usar guisantes frescos, congelados o en conserva. Si utilizamos guisantes frescos, tenemos que desgranarlos y hervirlos en agua hasta que estén tiernos. Si los escogemos congelados, sólo tenemos que descongelarlos previamente. Si son en conserva, únicamente los lavaremos un poco con agua, ya que vienen preparados para cocinarlas directamente.

Comenzaremos la preparación, cortando la cebolla muy fina y picando los dientes de ajo. Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio y añadimos  el ajo picado. Damos unas vueltas para que suelte un poco de sabor y aroma en el aceite, sin que llegue a dorarse. Incorporamos la cebolla y seguimos cocinando hasta que la cebolla esté pochada, es decir, cuando ésta se vuelva blanda y cambie de color.

Es el momento de agregar los guisantes en la sartén. Removemos de vez en cuando y cocinamos hasta que los guisantes comiencen a arrugarse. Entonces, añadimos el jamón en tacos y seguimos cocinando hasta que el jamón tome un color más oscuro. No pondremos sal porque el jamón va a salar suficientemente la receta.

Suele servirse acompañado de huevo, bien puede estar cocido o frito, el cual lo convierte en un plato más completo en nutrientes. Los guisantes contienen hierro al igual que el jamón serrano, así que este plato podría ser ideal para las dietas de anemia. El huevo, a su vez, se convierte en una pareja estupenda, puesto que la yema también es rica en hierro.

 


Categorías

Legumbres, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *