Guarda el móvil cuando estés con tus hijos

Hoy en día las nuevas tecnologías, las redes sociales, los dispositivos electrónicos y sobre todo, los móviles parece que tienen absorbida a la humanidad. Tanto que la sociedad se olvida que existen pequeños ojos cada día que sienten y ven cómo sus padres no les hacen caso para hundir sus mentes en la pantalla de un dispositivo electrónico.

¿Cómo te sientes si cuando le hablas a tu jefe o a alguien cercano a ti en lugar de mirarte a la cara te asiente con indiferencia y continúa mirando a la pantalla de su teléfono? Reflexiona un minuto sobre esto. Es importante que lo hagas… Porque de esa misma forma (y peor) se sienten tus hijos cuando prefieres pasar tiempo con el teléfono que con ellos.

Estás conectado sin conectar

Tú crees que estás conectado con el mundo, que tienes acceso a mucha información y en realidad es así… Estás conectado a muchas personas, puedes hablar con cualquier contacto en cualquier momento y eso es un gran avance, pero solo si se utiliza bien y con sabiduría. Si tus hijos crecen al lado de una persona que prefiere mirar una pantalla que estar a su lado, hay algo que marcha mal.

Los niños se dan cuenta de todas esas cosas aunque tú estés absorto sin querer darte cuenta de la realidad. Los niños llegarán a odiar tu conexión con el móvil porque parece que sea incluso más fuerte que la conexión que tienes con él. ¡Qué barbaridad! Pensarás, ¿verdad? Pues es cómo tus hijos se sienten cuando en lugar de estar con ellos en tu tiempo libre, tienes el móvil en la mano para ver las redes sociales.

Cambia y mejorarás

No estamos diciendo que apagues tu teléfono para siempre o que desconectes del mundo virtual… y menos si tu trabajo depende en gran medida de eso. Pero sí es buena idea que marques límites saludables para disfrutar de tu vida, de tus hijos, de tu familia y que sin darte cuenta, reduzcas el estrés y vivas mucho más cómodamente…

Porque estar siempre pendiente del móvil causa estrés y ansiedad a los padres. ¿Cuántas veces has hablado mal a tus hijos porque estabas pendiente de mandar un mensaje y tus hijos demandaban tu atención? Ellos no se merecen ese trato, y el resto del mundo puede esperar.

Que espere el mundo

El mundo puede esperar, pero tus hijos te necesitan para ser felices. Por este motivo, cuando estés con tus hijos pon tu móvil en modo “No molestar” y dedícales el 100% de tu tiempo, de tu atención y de tu felicidad para estar con ellos.

Disfruta de su sonrisa, de los juegos, del amor que te regalan a cada instante… Porque si hay algo que no volverá a ti nunca es el tiempo que desperdicias por mirar las redes sociales, por mirar vidas ajenas que en realidad, no te aportan nada. Por eso, céntrate en lo que realmente SÍ que te aporta, lo que te da felicidad, lo que realmente te hace sentir bien. Ese tiempo que tienes libre a lo largo del día, dedícatelo a ti y a tus hijos… sin distracciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.