Grandes reparadores de la piel

Reparadores de la piel

 

A pesar de que seas jóven, debes saber que no te encuentras exenta de problemas en la piel, como la deshidratación producida por los efectos de los rayos solares, y la contaminación ambiental. Debes ser cuidadosa para no escoger una crema demasiado rica ya que lo que esta hará será causar un efecto acneico en tu piel. Las más adecuadas en estos casos suelen ser las emulsiones hidratantes libres de aceite y los geles. Estos últimos pueden ser geles-cremas o ser completamente gel, y son aptos para todo tipo de piel debido a que son productos de absorción más rápida. También es aconsejable el utilizar los concentrados humectantes líquidos que se pueden aplicar debajo de otra crema, ya que se absorben de inmediato y sin dejar tu piel con grasitud.

Entre los más importantes reparadores de la piel, se encuentran:

Retinol: es un derivado de la vitamina A, que ayuda a mantener las células hidratadas. Es un eficaz antirradicales lires y antioxidante.

Mucopolisacáridos: son complejos anti-edad de origen natural, muy efectivos en la combinación con el retinol y el ácido hialurónico .

Ceramidas: las ceramidas refuerzan la pared celular, hacen de soporte o sostén de la piel. Son ideales para ser aplicadas en los párpados de los ojos.

Silanoles: son moléculas que contienen silicio, indispensable para la estructura del tejido conectivo y la reparación del tejido dañado. Tiene acción anti-edad.

Colágeno: el colágeno es empleado en aminoácidos o colágenos nativos. En cremas antiarrugas, es un producto tanto hidratante como antiedad.

Elastina: se utiliza como producto al natural o en aminoácidos. Junto con el colágeno forma parte de la composición de la piel. Contribuye a su autodefensa y es altamente hidratante.

Aloe vera: es el hidratante número uno y reconstituyente de la piel. Se lo emplea en geles y cremas.

Aceites esenciales: son principios doblemente activos. Por un lado, son hidratantes o estimulantes; y por el otro, su perfume aporta al producto un efecto aromaterapéutico.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *