Germen de trigo para el cuidado de la piel

Se ha estudiado mucho sobre el germen de trigo que es muy beneficioso para el cuidado de la piel. Este producto es muy rico en vitamina del grupo B, son ideales para mejorar el aspecto de la piel.

El germen de trigo no se encuentra en las harinas de trigo tradicionales, ya que se extrae antes del proceso de elaboración, por esta razón, si queremos beneficiarnos de sus cualidades tenemos que escoger bien el producto.

El germen de trigo es la parte del cereal que más vitaminas, aceite, minerales y proteínas contiene. Es un producto natural que se está expandiendo cada vez más porque se ha descubierto que puede ser muy beneficioso para nuestra salud, sobre todo si queremos cuidar un órgano muy importante del cuerpo, la piel.

A continuación veremos cuáles son sus propiedades nutricionales y por qué es tan beneficioso para el organismo y la piel.

Propiedades del germen de trigo

Destacan las vitaminas del grupo B, que son las encargadas de mantener una buena salud de nuestra piel. Contiene piridoxina, vitamina B6, que su carencia puede llegar a producir escamaciones, sequedad y erupciones.

Por otro lado, tiene gran cantidad de vitamina E, como bien hemos ido comentando cuando hablamos de las especificaciones de muchos alimentos y productos, esta vitamina se caracteriza porque es un magnífico antioxidante, es decir, previene del envejecimiento prematuro de la piel. La mantiene bonita, tersa y sin arrugas.

Su contenido en potasio contrarresta los efectos del sodio. Hace que el agua que ingerimos se distribuya a través del organismo y mantenga así la piel más hidratada.

Contiene aceites esenciales como el linoléico o el alfalinolénico que son ideales para mantener una piel suave, hidratada y elástica. Son los famosos omega 3 y 6.

Beneficios del germen de trigo para la piel

Como adelantábamos antes, el germen de trigo se trata de la semilla o embrión de la planta. Se encuentra en el interior de cada grano de trigo y por tanto es su parte más noble, más rica y con mayores propiedades.

  • Antioxidante gracias al alto contenido en vitamina E. Es la fuente natural más rica de esta vitamina.
  • Evita la aparición de arrugas y las marcas de expresión.
  • Gracias a sus aceites mantiene una piel radiante, elástica e hidratada.
  • Utilizar el germen de trigo no provoca la aparición de granitos.
  • Acelera el proceso de cicatrización.
  • Contribuye a evitar la escamación y la aparición de ampollas.
  • Ayuda a recuperar la piel con estrías, reduce notablemente las marcas.
  • Se recomienda para tratar sobre todo las zonas del contorno de ojos y labios.
  • Se puede utilizar como hidratante de manos.
  • Por último, también nutre, da fuerza y brillo a nuestro cabello.

Cómo consumir el germen de trigo

El germen de trigo se puede consumir de varias formas, se presenta en formato sólido, es decir como una harina. Podemos utilizarla para realizar panes caseros o masas. Su sabor es suave y agradable por lo que también puedes añadirlo a sopas, cremas o yogures como si se tratara de copos de avena.

Lo podemos encontrar en formato de cápsulas, siempre hay que seguir las indicaciones de los fabricantes. Es una de las maneras más cómodas de beneficiarse de todas sus propiedades en un cómodo gesto.

Por otro lado, también se puede conseguir el aceite de germen de trigo. Como comentábamos es rico en aceites, por lo que cuando pasa por un proceso de prensado en frío, se puede usar de forma tópica para tratar las pieles secas, eccemas, irritación de la piel, ampollas, quemaduras o simplemente como antiarrugas para las líneas de expresión del rostro.

El aceite que se extrae es denso y viscoso, debe guardarse en un lugar seco y sin luz solar directa, ya que podría dañar el producto. Una vez abierto el frasco tiene una vida útil de un año aproximadamente, debes comprobar siempre las indicaciones del fabricante.

Puedes añadir gotas de aceite de germen de trigo a tu crema hidratante de confianza para aumentar así las cualidades y poder realizar de forma sencilla una crema equilibrante y más adecuada a tus necesidades que puedes utilizar todas las noches.

Por último, si lo que buscas es un tratamiento específico, puedes realizar una mascarilla casera mezclando los copos de germen de trigo con un poco de agua mineral y aceite de jojoba. Aplica la mezcla resultante y deja reposar durante 10 minutos. Después aclara y seca bien el rostro con una toalla limpia.

Es un producto natural que se está utilizando cada vez más, es ideal para la piel sobre todo, pero también, como habrás podido comprobar puedes consumirlo en diferentes recetas. Por último, también puedes utilizarlo como sérum para el cabello para reforzar las puntas, dar brillo y elasticidad si tienes un pelo quebradizo.

Puedes conseguir el germen de trigo en el formato que más se adecúe a ti en los herbolarios o las tiendas de productos naturales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *