Frutas solas: sus beneficios y su mejor combinación

Muchas veces nos preguntamos si es bueno tomar frutas solas. Es decir, sin tener que ir con otros alimentos. Para comenzar hay que decir que las frutas siempre deben estar en una dieta equilibrada. Eso sí, en ocasiones tendremos que hacer una selección de las mismas para evitar acumular mucha fructosa, que es el azúcar natural de las frutas.

A grandes rasgos, sabemos que las frutas son uno de los alimentos más completos. Ya que sin darnos cuenta contienen propiedades anti-envejecimiento, regeneradoras y nos aportarán muchos nutrientes. Por eso es importante saber combinarlas bien para que nuestro cuerpo se empape de todas sus virtudes y tengamos una mejor digestión. ¡No te pierdas lo que sigue!.

¿Comer frutas solas es beneficioso?

Pues sí. Cuando queramos consumir frutas podemos tomar un plato de las mismas, sin necesidad de tener que mezclarlas con yogur, cereales o demás alimentos. Lo mejor es dedicarles un pequeño espacio, tomarlas con calma para poder aprovecharnos de sus grandes virtudes. Como la gran mayoría de las frutas se digieren de manera correcta y rápida. Por eso, siempre es mejor esperar unos minutos antes de tomar otro alimento, tras haberlas ingerido.

Es cierto que estamos acostumbrados a tomar frutas por la mañana pero en combinación con otro desayuno donde hay más alimentos. La combinación de todo ello puede ser no demasiado beneficioso para nuestras digestiones. Esto no significa que lo vayas a notar al momento ni tampoco al día siguiente pero sí a la larga. Por eso, antes de que suceda, debemos tomar frutas solas y aprender a combinarlas que es otro paso fundamental.

Cómo debo combinar las frutas

Es un tema muy extenso pero nos vamos a centrar en lo fundamental:

  • Frutas dulces: plátano, dátiles, higos, pasas, caqui, uva.
  • Semi-dulces: manzana, papaya, peras.
  • Frutas ácidas: arándanos, lima, limón, piña, fresas, granada, mandarina
  • Semi-ácidas: kiwi, ciruela y bayas de goji.

Partiendo de las frutas más básicas o que solemos tomar, cada una de ellas va dentro de un grupo. Por eso, no debemos tomarlas de manera aleatoria, sino sabiendo bien lo que estamos combinando. Es por ello que una fruta dulce irá perfectamente con una semi-dulce. Del mismo modo, una ácida se puede tomar con una semi-ácida. Pero intentaremos no mezclar estas últimas con las dulces. Pero recuerda que no debes mezclar más de tres al mismo tiempo. Esto es para no cargar mucho nuestra digestión ni nuestro estómago. Pero si un día te apetece no va a pasar nada malo por darte ese capricho. Puedes tomar las frutas solas o bien, licuarlas y beber el zumo.

La importancia de las frutas ácidas

Si bien hemos comentado que las frutas son básicas en nuestra alimentación, también queremos mencionar la importancia de las ácidas. Aunque todas son vitales, las ácidas cuentan con propiedades depurativas. Tanto es así que son perfectas para tomar por la mañana, ya que activarán una gran limpieza en tu cuerpo. Pero no solo eso, sino que te protegerán de enfermedades, gracias al aporte de vitamina C que tienen.

¿Cuándo es más aconsejable consumir frutas?

Ya hemos comentado que por la mañana es uno de los mejores momentos para tomar las frutas solas. Porque nos ayudarán a proteger nuestras defensas mientras comienzan con un proceso de limpieza. Si las prefieres tomar por la noche, recuerda que siempre es mejor optar por unas manzanas o el mango que siempre nos sentarán mejor. Además, en esta parte del día, es mejor no optar por las más dulces. Mientras que por la tarde, nos centraremos en un aporte extra de agua. Por lo que tanto la sandía como el melón irán perfectos. Estos últimos no entran en una sola categoría porque tomándolos solos también nos muestran muchos beneficios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.