Frutas de temporada, otoño

hoja caída de otoño

No hay que razonar mucho que la mejor opción para consumir verduras y frutas son las que son de temporada, en este caso, las frutas otoñales están en su mejor punto y tenemos que aprovecharnos.

Cada estación tiene a su vez diferentes afecciones y enfermedades, en otoño los catarros empiezan a ser comunes y sobresalen otras alergias que teníamos olvidadas.

En otoño, las sandías que representan el verano dejan paso a las ciruelas, las castañas, calabazas o granadas. Son colores llamativos y muy sabrosos para frutas que cuidan de nuestro organismo. Las frutas de temporada siempre traen consigo muchas ventajas, de hecho, son las más económicas.

árbol en otoño

Propiedades generales de las frutas

Las frutas aportan muchas vitaminas y minerales diferentes, son esenciales para un crecimiento y un desarrollo correcto, no deben olvidarse nunca. Tanto los niños como los más mayores de la casa deben cuidar su alimentación.

  • Grandes cantidades de agua, el cuerpo se mantiene hidratado.
  • Las frutas contienen carbohidratos porque contienen más cantidad de azúcar que las verduras, tenemos que tener en cuenta que cuanto más madura la fruta más cantidad de azúcar.
  • La fibra nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal.
  • Suelen aportar vitaminas como la A, C, grupo B.

nueces y arandanos

  • Potasio, sodio, magnesio, zinc entre otros son algunos de los minerales que más contienen.
  • Destacamos el calcio, ya que no suele presentarse en las frutas, sin embargo, también lo podemos encontrar.
  • Algunas frutas tienen taninos, sustancias que desinflaman la mucosa intestinal, tienen un poder astringente que ayudan a retener los alimentos. Ideal para aquellas personas que sufren diarrea.
  • Las frutas se recomiendan consumir crudas ya que cocinadas pueden perder propiedades.

Frutas de otoño

Los días en otoño empiezan a convertirse en más cortos y más frescos. El verano da paso a las lluvias que refrescan los campos y las frutas se vuelven más consistentes y duras. Muchas de estas frutas son de colores vivos, los pigmentos denotan una acción antioxidante, esto ayuda a mantener nuestro sistema inmunitario fuerte.

En septiembre comienza la pera blanquilla, una pera fina y muy jugosa. Contiene gran cantidad de agua y fibra. Además de potasio y taninos.

pera y manzana abrazándose

La manzana golden supreme también comienza a aparecer grandes, redondas y amarillas. Contiene mucha agua también y fibra. Es rica en fitoquímicos y flavonoides, sustancias antioxidantes. Si la tomamos cruda, mejoraremos nuestro tránsito intestinal.

manazanas rojas

El membrillo es bajo en calorías por no tener muchos azúcares, sin embargo, lo consumimos siempre como confitura, por ello, hay que tener mucho cuidado cuando la tomamos, porque entonces, sí que veríamos en peligro nuestra figura.

La granada, una de las estrellas del otoño, destaca por sus perlas rojas y por lo buen antioxidante que es. Contiene además, pocas calorías y mucha agua. Aporta potasio y grandes cantidades de taninos.

La uva, por otro lado, es muy representativa en esta estación más fresca. Una de las variedades más conocidas y populares es la moscatel, se caracteriza por su dulzor y por ser suave. Éstas contienen azúcares y contienen una cantidad significativa de ácido fólico y de vitaminas B6. La uva igual que el vino, aunque en menor medida, contiene flavonoides y taninos, efectos antioxidantes y anticancerígenos.

granada partida

El caqui contiene fibra y agua, destacamos la vitamina A y la C, así como su gran nivel de potasio. Una fruta deliciosa a la que endulzar nuestras meriendas más otoñales.

Estas son algunas de las frutas que encontramos en esta estación que aunque perezosa empieza a notarse. Los cambios del clima son muy importantes para todo tipo de ecosistemas, los seres humanos tenemos mucha facilidad de adaptación al medio, sin embargo, las frutas y las verduras sí que pueden verse más afectados por este cambio climático que nos azota.

La industrialización ayuda a que todo siga como está previsto, sin embargo, no es lo conveniente, toquetear los genes y las sustancias químicas a nuestras frutas y verduras. Recomendamos optar por una compra ecológica y sostenible, porque en cuestiones de fruta y verdura, el aumento económico no es exagerado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *