Frases que es mejor no decir a los hijos

Los padres quieren a sus hijos muchísimo y por eso en muchas ocasiones pueden decirle algunas frases con toda su buena intención, pero que realmente, es mejor no habérselas dicho. Son frases que pueden tener buena intención pero que el efecto en los niños a largo plazo puede ser realmente negativo.

Quizá tú también digas estas frases sin darte cuenta, y si es así, es momento de que empieces a reflexionar y cambiar el diálogo de tus hijos por otro mejor. ¡Te lo agradecerán!

Eres el mejor artista del mundo

No alabes a tu hijo de esta manera porque no es el mejor artista del mundo, siempre habrá alguien que le supere. Lo creas o no, los niños no son tan crédulos como crees. Pueden aprender el tono de la voz, el lenguaje corporal y saber cuándo no estás siendo completamente sincero. Quizá le estás diciendo eso para que se sienta bien, pero sabe perfectamente que no es vedad. En lugar de hacer esto, puedes elogiar su creatividad o el ingenio en su trabajo. Felicita por algo que crea que es verdad acerca de su trabajo y habilidades, no por el resultado que quizá no sea tan bueno como dices.

Es hora de ir a dormir

¿Por qué unos días se duerme a una hora y otros a otra? Si es temprano realmente no es la hora de ir a dormir real, simplemente es que debe acostarse temprano porque al día siguiente hay cole. También puede ser que sea el momento de empezar a prepararse para dormir pero no para estar ya durmiendo. Es mejor decir las cosas realmente como son y no utilizar frases que puedan dar confusión a los niños. Lo que importa es que trabajes la confianza con tus hijos, puede ser una pequeña mentira, pero las mentiras se acumulan y con el tiempo, pueden ser un gran problema de confianza.

Solo será un minuto

Sabes que no será un minuto, eso significa que aún te queda rato y generas ansiedad en tus hijos. Sí, tu intención es buena. Deseas estar a su lado en cuanto te lo piden para jugar o ayudarles en lo que sea en ese momento, pero estás haciendo otras cosas y no puedes atenderles. En lugar de decirle que solo es un minuto, di la verdad: ‘intentaré terminar lo más rápido que pueda y en cuanto acabe, voy contigo’. No mientas diciendo que es un minuto, porque puede ser más largo, y cuanto más tiempo pasa antes de que vayas pensarás que estás mintiendo y la confianza se puede ver perjudicada.

Mira que me voy sin ti

En lugar de utilizar una táctica de miedo, usa consecuencias específicas y realistas para ponerlas en acción. Puedes decir ‘si no tienes tus zapatos puestos y estás listo para subirte al coche en 5 minutos, perderás tus privilegios de TV por la noche’. Asegúrate de cumplir con las consecuencias todo el tiempo. Descubrirás que tienes un niño que te escucha por lo que dices, no porque tengan miedo a la acción que dices, sino porque tus palabras tienen peso.

Estas son algunas frases que debes dejar de decir a tus hijos, y sobre todo, seguir los consejos para que después, puedas rectificar estas frases a tiempo y poder tener una relación más sana con tus hijos. Recuerda que estas frases son mentiras encubiertas que solo servirán para enfriar la comunicación con tu hijo. Para que los padres y los hijos se lleven bien, primero deberá haber una confianza clara entre ellos, sin mentiras, sin frases hechas… porque aunque haya la mejor intención del mundo detrás, pueden tener consecuencias negativas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *