Flores de Bach, origen y terapia

Cultivo de la Abelia floribunda

Estas semanas hemos ido hablando de la medicina alternativa, hemos comentado sobre la fitoterapia o la aromaterapia y también dejamos caer las flores de Bach como medicina alternativa.

En este artículo te contaremos qué son las flores de Bach, en qué consisten, cómo se utilizan y cómo pueden mejorar nuestro estado de salud.

Empezaremos diciendo que una de las cualidades de las flores de Bach es que no presentan efectos secundarios ni contraindicaciones, por lo que se pueden consumir sin problemas y cualquier persona independientemente de su edad.

Seguramente hayas escuchado hablar alguna vez de las flores de Bach, pero no sabe bien en qué consiste o qué beneficios nos puede aportar.

aceite y flor

Origen de las flores de Bach

Las flores de Bach, son las esencias florales que descubrió el doctor Edward Bach, un señor experto en salud, bacteriólogo, médico y patólogo. Este hombre destacaba por su gran intuición y por sus ansias de descubrir un método de curación natural.

Bach dedicó su vida a la búsqueda planta por planta, y estudió sus beneficios para poder más adelante, utilizarlas para tratar los diferentes trastornos anímicos más frecuentes.

Se encontró entre los años 20 y 30 del siglo pasado, plantas para mejorar situaciones como:

  • Desconfianza.
  • Miedo.
  • Ira.
  • Timidez.
  • Depresión.
  • Apatía.
  • Aislamiento.

Características de las flores de Bach

Cuando hablamos de las flores de Bach nos referimos a 38 esencias florales que se obtienen a partir de tinturas, infusiones o maceraciones para extraer todas las propiedades de cada planta.

Estas esencias, tienen virtudes curativas y actúan a un nivel muy profundo y sutil sobre nuestras emociones, se podría decir que son perfectas para tenerlas como un botiquín emocional.

Estas flores se pueden tomarlas cualquier persona, tanto las mujeres embarazadas, mujeres lactantes o incluso bebés.

Estas esencias de Bach, se han convertido en uno de los medios alternativos más famosos del mundo. Aunque como en estos casos de medicina natural y alternativa, pocas evidencias científicas existen que ayuden a avalar su eficacia.

Estas esencias de Bach podrían ayudarnos no sólo a aumentar las propiedades curativas para nuestro organismo, también a mantener un buen estado de ánimo.

Estas esencias se preparan a partir de la maceración de flores, como es la rosa silvestre, el castaño de las indias, la achicoria o la madreselva. Después se aplican en gotas para aliviar las dolencias.

A diferencia de la medicina convencional, con la que trabajan las farmacéuticas, la medicina alternativa investiga el factor que disparó la enfermedad y busca aliviarlo desde su origen, y lo hace mediante productos naturales y al alcance de todos.

flores para el jardín

¿Para qué se utilizan las flores de Bach?

El doctor Bach observaba que cuando existía un conflicto entre mente y alma, intentaba descubrir la solución mediante las plantas y las flores.

Una de las enseñanzas de Bach sostenía que serían nuestros temores, miedos y ansiedades los que nos provocarían las enfermedades. Aunque no esté científicamente probada, sí que existen estudios que relacionan algunas emociones con la aparición de determinadas enfermedades como un orzuelo, un herpes o incluso un cáncer.

Las enfermedades que están muy ligadas a la ansiedad, el enfado tendrían una correlación directa con algunas enfermedades cardíacas, la obesidad e incluso la diabetes tipo 2. Además, el estrés podría afectar la condición física de un individuo y hacerle empeorar de salud.

Qué son las flores de Bach

Como ya hemos dicho, las flores de Bach son un conjunto de esencias naturales utilizadas para aliviar diversas situaciones de miedo, estrés, depresión, ansiedad, obsesiones, etc. Encontramos hasta 38 remedios florales de Bach, 34 flores silvestres y 3 flores de cultivo y un agua de manantial.

Estas esencias florales, desde la sabiduría parte de la naturaleza y ayudarían en las siguientes condiciones:

  • Restablecer la armonía de nuestra alma.
  • Comprensión de la gravedad de la enfermedad.
  • Aportar a nuestro cuerpo buenas vibraciones negativas.

Tenemos que recalcar que si queremos empezar a ingerir flores de Bach, el especialista en medicina alternativa ayudará a realizar un estudio personalizado. Ayudará a aportar nuestro cuerpo las propiedades necesarias para su mejora.

Debemos recordar que las flores de Bach son uno de los remedios más populares, y muchas personas encuentran en ellas la solución, aunque no se haya probado la eficacia de manera científica.

Ninguna de las investigaciones llevadas a cabo sobre las flores de Bach, han encontrado contraindicaciones asociadas al consumo de estas flores, más bien se descubrió que podían ayudar a aliviar determinadas dolencias.

A pesar de ser muy famosas, se debe consultar siempre al médico de cabecera nuestra intención de tomarlas para que pueda determinar si estamos haciendo bien o mal.

niños jugando en la naturaleza

¿Cuándo debemos tomarlas?

Aunque todas las plantas medicinales no tienen ninguna receta de uso o consumo, todas las personas tienen una diferente tolerancia a los alimentos y a las plantas, además, pueden tener algún bloqueo que nos cueste superar más de lo normal.

En este caso, las flores de Bach pueden ser útiles en situaciones de estrés, en etapas de cambio, ansiedad, momentos de duelo o depresiones.

Las 38 flores se dividen en diferentes grupos:

  • Miedo: se relaciona con pesadillas, fobias, no tener autocontrol, o preocupaciones excesivas.
  • Incertidumbre: puede ser por falta de confianza, desánimo, depresión o indecisión.
  • Desinterés: cansancio, confusión mental, apatía o dificultades de aprendizaje.
  • Soledad: aunque estés rodeado de gente puedes sentirte solo o sola.
  • Influenciado: en referencia a personas que no expresan lo que sienten y tienen dificultades para adaptarse a los cambios.
  • Preocupación excesiva por los demás: también tiene que ver con cierta intolerancia, nerviosismo o chantajes emocionales, etc.
  • Desánimo y desesperación: se vincula con estados de autoexigencia, rigidez, culpabilidad, angustia o resentimiento.

¿Cómo tomamos las flores de Bach?

Otra de las dudas que nos surgen es cómo consumir o tomar estas flores de Bach, los inconvenientes que tienen y de qué manera se pueden mezclar.

  • Las flores de Bach se pueden tomar de manera individual o combinada. Además, podemos mezclar un máximo de 7 flores.
  • Se deben tomar un máximo de 4 gotas debajo de la lengua, 4 veces al día.
  • El tratamiento debe durar, al menos 21 días. Lo ideal es tener paciencia y seguirlas tomando para ir obserevando los cambios más profundos que vaya sintiendo.
  • Se preparan a base de alcohol como conservante, aunque algunas también se pueden mantener en vinagre.
  • Estas flores de Bach se pueden encontrar en herbolarios o farmacias.

Si estás interesado en los tratamientos con las flores de Bach, consulta con su médico de cabecera o con un especialista en productos naturales.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.