Filosofía del ayuno intermitente, todo lo que debes saber

El ayuno intermitente

Mucho se habla en los últimos tiempos del ayuno intermitente, como si de una novedosa dieta se tratase. Cada vez más adeptas siguen este tipo de alimentación para perder peso, famosas e influencers hablan de cómo el ayuno intermitente es lo que les ha permitido adelgazar. Sin embargo, de novedoso tiene poco, ya que se trata de una práctica con más de 50 años de estudio. Y que además, pertenece a la cultura de muchos pueblos del mundo.

El ayuno intermitente está basado en la autofagia, que significa literalmente comerse a uno mismo. Un proceso biológico que se relaciona, según numerosos estudios realizados, con una mejor salud. ¿Quieres saber en qué consiste exactamente y cómo tienes que hacer el ayuno intermitente? Te lo contamos a continuación, aunque recuerda que es esencial que consultes con tu médico antes de iniciar cualquier cambio drástico en tu alimentación.

En qué consiste el ayuno intermitente

Beneficios del ayuno intermitente

Antes de pensar en el ayuno intermitente como en una dieta, es fundamental conocer en qué consiste exactamente esta forma de alimentación. Porque la forma de apreciar los cambios y beneficios del ayuno, es algo que se logra a largo plazo. Es decir, el ayuno intermitente no es una dieta, sino una filosofía de alimentación con la que además de perder peso, se pretende mejorar la salud en general.

La filosofía del ayuno intermitente se basa en alternar periodos en los que no se ingiere ningún alimento sólido, con otros en los que se realiza una ingesta de alimentos. El objetivo es lograr un cambio en el metabolismo para que la energía se obtenga a través de los cuerpos cetónicos que este produce cuando no existe glucosa de la que obtener dicha energía.

¿Qué es lo que se consigue con el ayuno?

Entre los muchos beneficios del ayuno intermitente, si se realiza de forma correcta, se encuentran la pérdida de peso, mejora la presión sanguínea o la regeneración celular, entre otros. Es decir, desde siempre se ha utilizado el ayuno para eliminar toxinas y limpiar el cuerpo de sustancias que lo dañan. Cuando se realiza de forma constante, como filosofía de alimentación, los beneficios se multiplican.

Al favorecer la regeneración celular, de alguna manera se retrasa el envejecimiento de la piel, las células, los órganos y el cuerpo en general. Es más, según los especialistas, con un ayuno de dos días a la semana se podrían mejorar aspectos de la salud como la presión sanguínea, la salud cardiovascular, metabólica, la resistencia a la insulina o mejorar la microbiota intestinal.

Los tiempos del ayuno intermitente

Cómo hacer ayuno intermitente

El ayuno intermitente consiste en alternar un periodo en el que se consumen alimentos sólidos, con otro en el que solo se permiten los líquidos. Lo habitual es un 16:8, es decir, 16 horas en las que solo se pueden tomar líquidos como infusiones sin azúcar, caldos caseros desgrasados o agua. Durante las 8 horas en las que se permite la ingesta sólida, se permite comer lo que sea, aunque deben primar los alimentos naturales y saludables como las frutas, las verduras, las legumbres o los cereales.

También es muy importante el consumo de alimentos ricos en proteínas para no perder masa muscular. Si este tiempo de ayuno no se ajusta bien a tus horarios, puedes hacer un 12:12, que consiste en 12 horas de ayuno y 12 en el que se pueden ingerir alimentos. En cualquier caso, es recomendable empezar por un ayuno de pocas horas para que el cuerpo se vaya habituando.

¿Es un tipo de alimentación para todo el mundo?

Es muy importante recordar que antes de realizar cualquier cambio en la alimentación, debes consultar con tu médico para evitar problemas de salud. Especialmente si tienes alguna patología o enfermedad, ya que el ayuno puede empeorar tu estado de salud. Los niños, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, las personas con cáncer, diabetes o que padecen de algún trastorno de alimentación, no deben seguir esta filosofía del ayuno intermitente.

Busca lo mejor para tu cuerpo y tu salud sin ponerte en riesgo. El ayuno intermitente es una filosofía de alimentación, de vida incluso. Porque muchas personas consideran que la comida es una necesidad y pueden adaptar su vida a ello. Aunque para otras muchas, la comida es además un placer y disfrutan comiendo y saboreando los distintos alimentos. Sea cual sea tu caso, infórmate, consulta con tu médico y elige la mejor opción para ti en base a toda la información.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.