Factores que propician la ansiedad, el estrés y la depresión

En los días que vivimos, la depresión se ha catalogado como un trastorno derivado del estado de ánimo. Muchas personas sufren estrés y ansiedad durante largos periodos de tiempo que hacen que su estado de ánimo sea irritable provocando que lleguen a padecer depresión.

Las personas que sufren depresión, suelen sufrir ansiedad, tristeza, cambios de humor repentinos y una inestabilidad emocional durante todo el día. Queremos contarte qué factores afectan a ese estado de ánimo un tanto caótico.

Tener depresión no proviene específicamente de haber vivido un hecho traumático, el día a día puede afectarnos directamente sin razón aparente. Queremos contarte cuáles son los factores que más afectan a nuestro estado de ánimo, para que puedas actuar en consecuencia y tengas la máxima información para cuidar tu salud mental.

Factores que aumentan la depresión

El padecer depresión, o pasar una temporada un tanto más alicaídos puede deberse a los cambios en nuestra química cerebral, ya sea por desequilibrios hormonales, factores ambientales, el trabajo, los estudios, la familia, amigos… todo puede afectarnos y alterar nuestra salud. 

A continuación, os contamos cuáles son los factores que nos influyen directamente en nuestro estado de ánimo.

Comer mal o tener una mala alimentación

La nutrición es muy importante para el organismo, necesitamos consumir productos de calidad para que nuestro cuerpo funcione correctamente y no tengamos problemas.

El consumo de comida basura, rica en grasas transgénicas, azúcares y harinas refinadas nos pueden acarrear graves problemas de salud, y entre ellos se encuentra el estrés, y la depresión.

Estar malnutrido puede acarrear problemas de salud mental, incluyendo el padecer depresión. Una mala dieta, causa alteraciones en el sistema nervioso y la química del cerebro. Se asocia este consumo de comida basura con padecer estrés y depresión.

La comida rica en grasas y azúcares, pueden hacernos sentir bien momentáneamente, pero seguidamente, incide en nuestro cuerpo alterando cambios de humor, cambios en nuestra actividad hormonal provocando estos cambios nocivos e indeseados.

Dormir mal

Si no descansamos lo suficiente, nuestro cuerpo puede verse alterado y sentirse fatigado. Por esta razón, se recomienda dormir un mínimo de 7 y 8 horas diarias para que el cuerpo pueda descansar y recargar completamente las pilas. Durante la noche, el organismo se recupera y consigue desconectar para volver a conectar al día siguiente, y si dormimos mal no lo conseguiremos.

Por ello, las personas que no logran descansar o dormir bien, pueden tener más riesgo de padecer ansiedad y depresión.

síntomas de depresión

El uso de las redes sociales

En esta época que nos ha tocado vivir, se ha hecho una correlación entre el abuso de las redes sociales y las conductas depresivas. Si que existe un vínculo directo con el uso de las redes sociales y nuestro estado de ánimo, se ha detectado que la comparación social o el bullying están muy presentes en estos círculos sociales y pueden derivar en soledad y depresión.

Beber alcohol

Si abusamos de las bebidas alcohólicas podría causarnos alteraciones en nuestra actividad cerebral normal, provocándonos episodios de depresión. Por esta razón, las personas alcohólicas no pueden cumplir con las obligaciones del día a día.

Lo más preocupante del consumo de alcohol es que puede volverse adictivo, por eso es tan importante tener mucho cuidado con el consumo de este tipo de productos. Aconsejamos acudir a terapias y tratar el tema con los familiares para poder mejorar en este aspecto si se sufre de un abuso compulsivo con la bebida.

Tener un ambiente laboral tóxico

El ambiente laboral, ejerce un poder significativo en nuestro estado de ánimo, nos pasamos muchas horas al día en un trabajo y puede llegar a afectarnos seriamente si no sabemos canalizar nuestro estrés, ansiedad y peticiones de nuestros jefes.

Vivir un ambiente laboral tóxico nos afecta mucho, esos lugares donde puede existir acoso, exceso de trabajo, estrés, horas extras no remuneradas o dificultad de tener relaciones sociales saludables con los compañeros de trabajo.

Si te ves reflejado en alguna de estas situaciones o crees que tienes depresión, no te encuentras de buen ánimo para afrontar tu día a día, consulta con tu médico de cabecera para que pueda determinar correctamente tu estado de salud mental.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.