Factores externos que afectan a la piel

Factores externos piel

La piel puede verse afectada por un gran número de factores. Desde luego influye cómo nos cuidamos y también aquello que comemos, pero los factores externos también deben tenerse en cuenta. Este tipo de factores a veces no se tienen en cuenta a la hora de pensar en la salud de nuestra piel pero nos pueden afectar más de lo que pensamos.

Vamos a ver cuáles son estos factores externos y la manera que tenemos de combatirlos. Sin duda son muchas las cosas que pueden influir a la hora de tener una piel mucho más sana y bella. No dejes que estos factores externos estropeen tu piel, que es un signo de belleza y salud.

Radiación solar

Factores externos

Uno de los factores externos que más tenemos en cuenta hoy en día es la radiación solar. No utilizar protección frente a los rayos solares puede hacer que tengamos problemas de cáncer además del claro envejecimiento de la piel. El sol afecta negativamente a la piel y por eso debemos tener mucho cuidado a la hora de exponernos al sol. La mejore manera de evitar el daño es utilizar gorros y también protección solar, además de no exponernos a la radiación solar en las horas centrales del día.

Contaminación

Polución

La contaminación está presente sobre todo en los entornos urbanos, aunque es posible encontrarla en todo tipo de lugares en la actualidad. La contaminación puede afectar a nuestra piel, haciendo que parezca más opaca, que se encuentre con peor circulación, menos oxigenada y más cansada. Además, esta contaminación también se traduce en suciedad que tapona los poros y hace que tengamos muchas más impurezas.

Clima y temperatura

Clima

El clima y la temperatura puede afectar de diversas maneras a nuestra piel. Una temperatura muy baja hace que se contraigan las venas y que la piel se reseque. En un ambiente muy caluroso y húmedo nos pasa lo contrario, ya que la piel segrega más sebo y puede aparecer acné. Por otro lado, si las temperaturas son altas puede que los poros se abran más.

Estrés

El estrés tiene muchas consecuencias sobre nuestro cuerpo y también puede afectar a la piel. Si estamos estresados la piel envejece más rápido, pues no se regenera tan bien. Asimismo, es posible que aparezcan problemas como el acné, la psoriasis o los eccemas. Muchos de los problemas habituales de la piel se relacionan directamente con situaciones de estrés. La mejor manera de combatir este problema es relativizar os problemas y también aprender a relajarse.

Sueño

Dormir bien

La falta de sueño puede influir muchísimo en la calidad de nuestra piel. Si no descansamos bien la piel no se oxigena y se regenera, ya que utiliza el descanso para reparar los daños que se dan durante el día. Es por eso que cuando tenemos un sueño reparador vemos que nuestra piel está mucho más luminosa y sin arrugas. Es el efecto regenerativo que tiene un buen sueño.

Tabaquismo

El hábito del tabaco es un factor que puede influir de forma muy negativa en nuestra salud y también en nuestra piel. Fumar es un mal hábito que empeora la circulación y que hace que la piel pierda luminosidad. Envejece mucho más y hace que aparezcan arrugas prematuras en torno a la boca.

Nutrición

Alimentación sana

Otro factor externo que directamente le afecta a la piel es la nutrición que llevamos. Este factor es realmente importante, ya que lo que comemos influye en nuestra salud y en la de nuestra piel. Se deben evitar alimentos procesados. Lo ideal es alimentarse con comida natural, desde verduras a frutas, carnes magras y pescados. Las frutas tienen muchas vitaminas y agua que nos ayudan a tener una piel más joven gracias a los antioxidantes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.