Fabricando y rediseñando lámparas

oncrete-copper-lamp (portada)

Si hay un accesorio de hogar demandado por su incontestable funcionalidad y su carácter versátil es una lámpara. Es cierto que para emitir luz lo imprescindible en realidad son los elementos básicos que la conforman (enchufe, cable, casquillo y bombilla), pero también es primordial tener en cuenta la forma o la posición de la pantalla, el grado de difuminación que permite, el tamaño y la flexibilidad del soporte, la acertada conexión entre los materiales, etc.

A pesar de todo hay que reconocer que dentro del universo DIY prima el aspecto estético y simbólico sobre estas cuestiones técnicas, dándose una total rienda suelta a la imaginación a la hora de diseñar la lámpara personalizada más original, divertida o fuera de lugar que se haya visto. Iluminar un ambiente es la excusa para crear una pieza artesanal que no pase desapercibida y de la que todo el mundo desee tomar ejemplo. Hay varios caminos a explorar según el grado de dificultad que nos queramos imponer:

DIY en lamparas con Washi tape

Customizando pantallas o soportes

No hay duda de que unos cuantos rollos de Washi tape son lo más socorrido (y barato) para convertir esa simple luminaria adquirida en unos grandes almacenes en la lámpara de nuestra vida, transformando la típica pantalla cónica blanca en un difusor lleno de matices o decorando la base con diseños gráficos coloristas y de plena actualidad.

Si lo que queremos es recuperar un modelo anticuado o al que es necesario cambiarle el soporte, podemos decantarnos por lo poético amontonando una pila de libros o revistas que lo sujeten, o bien rellenando los huecos de la columna con piezas de Lego adheridas con pegamento. Ninguna de las dos es una alternativa muy ortodoxa porque conlleva inutilizar objetos que quizá para otros miembros de la familia son “sagrados”, pero mientras pidamos el permiso pertinente…

DIY para bases de lamparas

Reutilizando elementos industriales

Esta sección puede resultar algo estridente a los más clásicos, pero no podemos obviar la cantidad de ejemplos variopintos de este calibre que se pueden encontrar en internet: Paraguas, aspiradoras, ruedas de bicicleta, baterías musicales al completo… cualquier cosa que hayamos desechado y relegado al desván o al trasteo es permisible de convertir en una lámpara de techo al más puro estilo “hazlo tu mismo” y de paso epata al personal.

Lampara DIY con globo terraqueo

De entre todas me quedo con el reciclaje de este globo terráqueo de colegio con el que podemos fabricar dos lámparas prácticamente iguales (a excepción del contenido en sus mapas), ideal cuando uno tiene dos hijos a los que sorprender y quiere evitar la temible discusión sobre quien elige primero la lámpara de su estudio. En este tutorial os facilitan el trabajo e incluso aluden a lo pedagógico: El ritual de partir la tierra en dos, fomentar el interés por la geografía o enfatizar valores como la sostenibilidad y el reciclaje en los niños. ¡DIY todo en uno!

Creative-diy-lamps-chandelier

Lampara DIY con rueda de bici

Partiendo de cero

Los amantes de lo vintage seguramente disfrutarán de la idea que plantean en este blog, un manual estupendo para fabricar nuestra propia lámpara de espíritu industrial sin tener que invertir en una luminaria de época y adaptándola a nuestras necesidades. Fácil de elaborar, basta con un kit básico de iluminación y un par de curiosos accesorios para obtener un resultado francamente apetecible, tal como se aprecia más abajo en la imagen relajada y bohemia del dormitorio.

Elementos para lampara

L+ímpara industrial DIY

Una propuesta más contemporánea y que permite coordinar los colores con el resto de la estancia es montar un juego de 2 o 3 lámparas de techo formando conjunto, como hacen las chicas de A beautiful mess con cables de electricidad en círculos concéntricos de diferentes tonos. El truco está en elegir bien el diseño del casquillo y la bombilla, acorde con el aire chic y elegante de los “halos” de luz.

Lamparas DIY con cables

Personalizando el acabado

Take-off design lamp DIY

Hay posibilidad de ir más allá, como demuestra la firma alemana con base en Munich Fifti-Fifti diseñando la lámpara de techo Take-Off, personalizable al gusto ya que la pantalla exterior está fabricada en papel con diminutas formas geométricas preparadas para que las perforemos, y así desarrollar diferentes patrones. Hasta una luminaria de producción standard puede convertirse en ese accesorio singular que buscamos para iluminar y decorar nuestro espacio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *