Cómo exfoliar los labios para tenerlos más suaves

¿Cuántas veces te has pintado los labios y has notado que el pintalabios se acumula en zonas? Esto es debido a las pequeñas pieles que quedan en los labios, ya que se trata de una piel muy suave que se regenera rápidamente, por lo que solemos tener pieles muertas en ellos muchas veces. Esta es la razón por la que es importante saber cómo exfoliar los labios para tenerlos más suaves.

Unos labios suaves dan un aspecto mucho más saludable, incluso aunque no nos los pintemos, y tratándose de una piel que se renueva bastante, nos damos cuenta de que tendremos que exfoliar varias veces a la semana. Es importante hidratar y exfoliar, haciendo los cuidados básicos para que cuando vayamos a pintar los labios estos se encuentren perfectos y suaves.

Por qué exfoliar los labios

Los labios tienen una piel muy suave, que puede sufrir fácilmente debido al clima,  e incluso según lo que comemos. Todos hemos sentido los labios resecos después de de una comida con sal, por ejemplo. Es por eso que se trata de una parte de nuestro rostro que se debe cuidar mucho, tanto si nuestros labios son gruesos como finos. Unos labios bonitos son suaves y saludables. Exfoliar los labios nos permitirá eliminar las pieles muertas que se desprenden y resultan molestas, y hacerlo de una forma cuidadosa, evitando heridas.

Al exfoliarlos conseguiremos que queden más suaves y como nuevos, quitando las pieles sobrantes. Esto hará que además podamos aplicar el maquillaje sin que queden restos acumulados, algo habitual cuando hay pellejos en los labios. El pintalabios quedará perfecto y uniforme, incluso en los maquillajes mate, que suelen ser menos hidratantes.

Formas de exfoliar los labios

A la hora de exfoliar los labios debemos tener cuidado de no irritarlos, sobre todo si tenemos la piel sensible. La piel de los labios puede dañarse con facilidad y si están secos pueden aparecer cortes o heridas, por eso es importante saber elegir bien la forma de exfoliar los labios, para no dañarlos. Hoy en día podemos encontrar exfoliantes que además son muy prácticos, como el Kiko Lip Scrub, que viene en forma de barra de labios, para una aplicación sencilla cuando lo necesitemos. También hay otros que se pueden aplicar en crema y que se venden como exfoliantes suaves, para este tipo de zonas, como los de Lush.

Otra manera de exfoliar los labios es con remedios caseros. Uno de los más sencillos es la mezcla de azúcar con una cucharada de aceite de oliva. Estaremos exfoliando los labios e hidratándolos al mismo tiempo, con un estupendo resultado final. Lo bueno de estos exfoliantes, es que al ser de ingredientes naturales no pasará nada si ingerimos un poco por accidente. El azúcar también se puede mezclar con la miel, sobre todo si somos propensos a las heridas, ya que la miel hidrata y es antibacteriana.

Si no tenemos mucho tiempo y queremos exfoliar los labios en un momento, podemos utilizar el truco del cepillo de dientes. Con un cepillo de dientes haremos suaves formas circulares en los labios hasta notar cómo quedan exfoliados. Puedes guardar un cepillo para este fin y usar en él aceite de oliva para hidratar los labios en el proceso.

Después de la exfoliación

Después de la exfoliación siempre debemos acordarnos de hidratar. La hidratación es fundamental a diario en los labios, para evitar que se resequen e incluso que aparezcan heridas en ellos. Un bálsamo labial es la mejor solución, algo que debemos llevar siempre encima. Los labios suelen resecarse con facilidad, por lo que hay que hidratarlos varias veces al día. Esta solución junto con la exfoliación son las bases para tener unos labios muy suaves.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *