Evita decir estas 4 frases para que tus hijos no sean inseguros

inseguros

Little boy hugging consoling upset girl sitting on sofa, kid brother embracing sad sister apologizing or comforting, siblings friendship, preschool children good relationships and support concept (Little boy hugging consoling upset girl sitting on sof

Hay algunas frases que podemos pronunciar a nuestros hijos y que sin darnos cuenta, le hacen que aumente su inseguridad. Aunque que los niños sean o no inseguros depende de muchos factores internos y externos, en ocasiones los padres pueden aumentar esa inseguridad diciendo algunas frases que son mejor callar.

A continuación vamos a decirte algunas de las frases que debes evitar para que tus hijos no crezcan siendo inseguros. ¡Toma nota!

1. Me rindo

Quizás la herramienta más importante para enseñar resiliencia es el modelado. ¿Te ve tu hijo que te rindes fácilmente o te enfadas cuando pruebas algo nuevo, o le ves calmado ante los desafíos? Es importante dejar que tu hijo te vea luchar y que vea que estás bien. Intentad aprender una nueva habilidad juntos para que puedan ver que este proceso a veces frustrante no es solo para los niños, que todos enfrentan dificultades cuando aprenden algo nuevo.

2. Cálmate

Queremos enseñarles a nuestros hijos cómo calmarse cuando están molestos, pero decir «calmarse» no es la forma de hacerlo. Intenta decir, «tomemos una respiración profunda juntos» en su lugar. O incluso mira a tu hijo a los ojos y respira profundo y calmadamente.

Poco a poco podemos equipar a nuestros hijos con técnicas específicas para regular sus emociones . Esto podría significar practicar la respiración profunda juntos, o pedir un abrazo o abrazar a un animal de peluche favorito. Puede significar salir para tomar un descanso de una situación y experimentar los efectos calmantes de la naturaleza.

Ayuda a tu hijo a desarrollar estas herramientas cuando no esté demasiado molesto para escucharte. Eventualmente aprenderán a recurrir a ti cuando sientan que las cosas están en crisis.

inseguros

Pupils Studying At Desks In Classroom

3. ¡Déjame a mi!

Hacer la vida demasiado fácil para nuestros hijos les quita la oportunidad de enfrentar los desafíos y las molestias menores que ayudan a desarrollar la resiliencia de forma natural. Puedes ayudar a tu hijo a asumir gradualmente la responsabilidad de estas tareas.

  • Para un niño de 3 años, puedes recordarle que lleven su sandwichera y su mochila al coche por la mañana, en lugar de llevar sus cosas por ellos.
  • Para un niño de 6 años, podría parecer crear una lista de verificación con todas las cosas que necesita recordar por la mañana, pero ponerlas a cargo de revisar la lista de verificación.
  • Un niño de 9 años podría asumir toda la responsabilidad de recordar sus cosas, pero esto, por supuesto, depende del niño.

Incrementar gradualmente su nivel de responsabilidad les ayudará a tener éxito. Amamos a nuestros hijos, así que, por supuesto, queremos que se sientan cómodos y felices y que tengan un gran día todos los días, pero al final, es más importante equiparlos con las herramientas que necesitan para los días no tan buenos.

4. Eso es muy difícil para ti

Los niños intentan hacer cosas para las que pueden no estar preparados todo el tiempo. Es posible que busquen un rompecabezas de 1.000 piezas, pueden querer ayudarlo con una «tarea adulta» como construir un estante nuevo o arreglar algo en el coche.

Es fácil decirles a los niños que algo es demasiado difícil para ellos, o que no están listos para hacer algo, pero en vez de eso, intenta darles una tarea más apropiada para su edad.

Podrías decir: «Se necesita mucha práctica para prepararse para un rompecabezas de 1.000 piezas, ¿por qué no intentamos el nuevo juego de 100 piezas que te regalaron y lo hacemos juntos? O: «No puedo dejar que uses mis herramientas eléctricas, pero déjame mostrarte cómo usar un martillo y puedes practicar en este pedazo de madera”. Decir estas frases dirige a los niños hacia algo con lo que pueden tener éxito, sin enviar el mensaje que creemos que son incapaces.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.