El estrés a largo plazo está relacionado con la obesidad

Si estás estresado/a, existen investigaciones que relacionan el estrés a largo plazo con hacerte más propenso a padecer obesidad. Es cierto que vivir con estrés no es bueno para la salud de nadie, pero ahora la University College London (UCL) y sus investigadores han descubierto que el estrés crónico podría hacerte más propenso/a a ganar peso.

Hay personas que comen cuando se sienten estresadas porque sienten consuelo en la comida. Además, la hormona del estrés (el cortisol) afecta al metabolismo y determina dónde se tiene que almacenar la grasa. Quizá el lugar donde la almacena, no es el más adecuado como para mantenerse en forma.

Los científicos examinaron muestras de cabello de 2. 527 hombres y mujeres para determinar los niveles de cortisol que tenían en su organismo, que como sabrás, es una hormona que regula la respuesta del cuerpo al estrés. También examinaron el peso de los participantes, el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura y la cantidad de cortisol que tenían en el cabello que lo relacionaron con la persistencia de la obesidad con el tiempo.

La importancia de la conexión de la mente y el cuerpo

La investigación duró 4 años y mostró que la exposición a niveles más altos de cortisol durante varios meses se asocia con las personas con sobrepeso. Estos resultados proporcionan una evidencia donde el estrés crónico se asocia con niveles más altos de obesidad, sin que esto implique tener que comer más cantidad de alimentos.

Las personas que tenían los niveles de cortisol más altos en el cabello también tendían a tener medidas de cintura más grandes, lo cual es importante porque lleva el exceso de grasa alrededor del abdomen, que es un factor de riesgo para enfermedades del corazón, de diabetes y de padecer muerte prematura.

Dejar el estrés a un lado

El estrés solo es un enemigo silencioso que puede provocarte grandes problemas de salud, tanto físicos como emocionales. El estrés en su justa medida puede ser beneficioso para conseguir metas o incluso para sentir pequeñas motivaciones en la vida, pero cuando el estrés está en tu vida a largo plazo y parece que ha llegado para quedarse, es cuando pueden aparecer los problemas más graves de salud en ti.

Por este motivo, para evitar las consecuencias del estrés (falta de sueño, cansancio, fatiga, problemas emocionales, actitudes negativas ante la vida, falta de tiempo, irritabilidad, etc.) es mejor que antes de que se instaure en tu vida diaria, sepas manejarlo. Para que el estrés no se apodere de ti, es importante que encuentres en tu vida intereses y aficiones que te hagan sentir bien y que además, organices tu tiempo para que puedas disfrutarlas. Es imprescindible que encuentres tiempo para tu calma y tu serenidad, que puedas disfrutar de la vida.

Cuando encuentres tu calma, puedas restablecer tus rutinas diarias, cuando tus hábitos se centren en tu bienestar emocional… Entonces te darás cuenta cómo el estrés ya no tiene poder en tu vida nunca más. ¿Estás preparado/a para mejorar tu salud física y emocional? ¡Di adiós al estrés para siempre!


Categorías

Bienestar, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.