Esto es lo que tienes que hacer si tu maternidad (o paternidad) te estresa

La paternidad y la maternidad no es fácil para nadie, es cansado, agota y en muchas ocasiones se llora de la misma impotencia. La vida familiar es muy gratificante pero en ocasiones puede ser extremadamente difícil para muchos. Si te sientes tan agotado/a que no puedes apenas ni pensar, entonces ha llegado el momento de que tomes medidas para estar mejor física y emocionalmente.

Tus hijos te necesitan feliz, no te necesitan estresado/a. Es necesario que tu paternidad o maternidad tenga un cáliz más relajado, de esta manera tus hijos realmente se podrán beneficiar de una crianza real, llena de amor y respeto. Pero, ¿cómo puedes conseguirlo si ahora mismo te sientes demasiado estresado/a?

Piensa en ti, en tu maternidad y cuídate

Antes de que todo comience a sobrepasarte o que el agotamiento pueda contigo porque tus hijos te consumen, es necesario que empieces a cuidarte, ¿cómo? Sigue los siguientes consejos.

  • Duerme. Lo más importante para un padre es dormir, así que prioriza una buena noche de descanso cada día. Si tus hijos se levantan todas las noches, entonces tendrás que turnarte con tu pareja y que un día duerma él/ella y otro día duermas tú. El descanso es primordial para sentirte mejor tanto física como emocionalmente.
  • Objetivos familiares. Disfruta del camino hasta conseguir las metas familiares. Ya sea crear un jardín, cambiar un dormitorio o pintar la casa. No importa el resultado, si no lo que disfrutas hasta que se consigue.

  • Mejora el día a día. Escribe en un papel las cosas que piensas que te sobrepasan más cada día y después, piensa la frecuencia en que ocurren. Después busca soluciones y potencia la comunicación familiar para que todos sepan que la armonía familiar es un trabajo conjunto.
  • Sé agradecido con lo que tienes y olvida lo que no tienes. Aunque es bueno tener ambiciones, no busques la perfección en la vida. Disfruta de lo que tienes y de cómo puedes disfrutarlo con las personas que más quieres en esta vida: tu familia.
  • Haz caso a tu cuerpo y tus emociones. Tu cuerpo te dirá si necesitas descansar y tus emociones te dirán si hay algo que te afecta a lo que debas prestar atención para mejorar tu bienestar emocional. No mires hacia otra parte, ya es hora de que te escuches un poquito más… y que te hagas caso.
  • Positividad para todos. Habla con tus hijos de forma positiva para que sepan que la vida es mejor de lo que puedan imaginarse. No permitas que exista el lenguaje negativo en vuestro hogar. ¡Siempre positivo!
  • Pasa tiempo de calidad con tus hijos y contigo. Busca momentos para pasar tiempo de calidad con cada uno de tus hijos por separado, pero también encuentra momentos en los que puedas pasar tiempo contigo mismo/a haciendo cosas que te gusten, como leer o ir a la peluquería.
  • Potencia las actividades en familia. Disfrutar todos juntos es una forma estupenda de crear recuerdos familiares y de potenciar así vuestro vínculo familiar. A los niños les encanta pasar tiempo en familia y a ti, aunque creas que te agota, realmente te recarga las pilas emocionales para estar más feliz.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.