Esteroides como cura para las enfermedades

El tratamiento con esteroides es una de las armas más potentes de la medicina moderna. Pero aunque estos fármacos pueden salvar la vida, también pueden producir efectos secundarios serios. El tratamiento esteroideo se usa mucho en la actualidad para luchar contra la inflamación y reducir la actividad del sistema defensivo del propio organismo. Este tratamiento requiere experiencia y habilidad para obtener un equilibrio correcto.

Uno de los efectos naturales de los esteroides consiste en contrarrestar la inflamación excesiva. Cuando el sistema defensivo del organismo responde a la infección, algunas de las células que atacan a los gérmenes pueden ser suprimidas mediante los esteroides, de forma que la respuesta no resulte tan enérgica como para dañar al cuerpo mismo.

Esta acción tiene interés especial en el caso de las enfermedades alérgicas, y los esteroides se usan ahora mucho para controlar sus síntomas. Por ejemplo, en lo que se refiere al asma, parte de la reacción alérgica frente al polen puede incluir obstrucción severa del árbol respiratorio. Constituye una manifestación de la reacción excesiva  del sistema defensivo corporal.

Esta respuesta puede reducirse en forma considerable mediante el tratamiento esteroideo. También es posible reducir la intensidad de los efectos secundarios administrando los esteroides en una forma con actividad local, por ejemplo la inhalación.

Los esteroides también se usan para un grupo de enfermedades en las que el sistema inmune del organismo ataca al propio cuerpo. Entre ellas se incluyen un proceso inflamatorio generalizado, el lupus sistémico, y la artitis reumatoide. No hay duda de que la administración de esteroides a corto plazo puede aliviar muchos los síntomas de estas enfermedades.

Sin embargo, en el caso de la artritis reumatoide, si el tratamiento se prolonga durante períodos largos, los efectos secundarios superan a los beneficios. Así pues, los esteroides suelen emplearse a corto plazo en el tratamiento de la artritis reumatoide.

Más información- ¿Qué es la hormona del crecimiento?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.