Estas son las causas y los síntomas de tener triglicéridos altos

torrente sanguíneo

Cuando hablamos de triglicéridos tenemos que ser conscientes que tener elevados esos valores puede ser muy nocivo para nuestra salud, para saber si tenemos los triglicéridos altos lo habitual es verlo a través de unos análisis de sangre comunes.

Si te encuentras en la situación de tener los triglicéridos altos es normal y lógico preocuparse, sin embargo, no tenemos que poner el grito en el cielo, tan sólo tenemos que conocer cuáles han sido esas causas y cómo podemos bajar esos niveles de forma natural.

Los triglicéridos altos se encuentra en la sangre y directamente se asocian a una dieta descontrolada y muy rica en grasas. Sin embargo, no siempre es así, y las causas de tenerlo altos pueden ser por otras causas las cuales estudiaremos a continuación.

¿Triglicéridos altos?

El triglicérido en sí, es una variedad de lípido que circula en la sangre y que se encuentra en algunos tejidos de la composición corporal de nuestro organismo. Tener triglicéridos es normal e incluso saludable, en cambio, cuando estos son son elevados pueden causar problemas.

En un cuerpo saludable y normal, la grasa es la fuente de energía que tenemos para que podamos funcionar, cuando ingerimos alimentos ricos en grasa, las células lipídicas, llamadas adipocitos encierran los triglicéridos en su interior para emplearlos llegado el momento.

Ahora que nos encontramos en invierno, nuestro cuerpo utiliza más grasas para calentarse, emplea más calorías de nuestras reservas para generar ese calor y no pasar frío. Esto no sólo lo hacen los seres humanos, la gran mayorías de las especies necesitan generar calor para mantenerse en buenas condiciones. 

¿Cuándo decimos que tenemos los triglicéridos altos?

Cada laboratorio tiene sus parámetros bioquímicos para establecer cuál es la normalidad, y qué parámetros son los considerados adecuados para nuestra salud. Los triglicéridos altos se diagnostican cuando superan la concentración de 150 miligramos por decilitro de sangre. 

Esta concentración se asocia a un mayor riesgo cardiovascular, lo que se traduce en tener más probabilidades de padecer un infarto o un accidente cerebrovascular. Unos valores de más de 200 miligramos por decilitro se considera muy alto, y de más de 500 es de extremo cuidado. 

¿Qué causa los triglicéridos altos?

Una de las causas más probables de tener los triglicéridos altos es la dieta, el sedentarismo, la genética y algunas enfermedades que directamente afectan a estos valores.

Dieta

Cuando decimos dieta nos referimos a todo el tipo de comidas ricas en grasas saturadas o grasas trans que elevan directamente el colesterol y los triglicéridos. Además, incrementan el colesterol malo.

Los alimentos que contienen grasas saturadas se encuentran sobre todo en los alimentos de origen animal, como el queso, la leche o la manteca. Por otro lado, la carne de roja también aporta altos triglicéridos, por lo que lo ideal es tomar carnes blancas y magras.

Las grasas trans tienen un doble efecto negativo, que consiste en el descenso del colesterol bueno y aumenta aquellas sustancias que obstruyen las arterias.

Estilo de vida

Nuestro día a día es la máxima responsable de nuestra salud junto a nuestra alimentación. La falta de ejercicio y la vida sedentaria son dos de los factores de riesgo más fuertes que nos pueden provocar enfermedades cardiovasculares, esto en gran medida se produce debido a ese aumento de los triglicéridos y el colesterol.

Si además, a esto le sumamos malos hábitos como el fumar o beber alcohol hace que nuestra salud se vea más perjudicada.

Genética

Existe una enfermedad denominada ‘hipercolesterolemia familiar’ y no es más que una enfermedad que provoca un aumento elevado de los triglicéridos sin una causa aparente. Cuando padres o abuelos han padecido este trastorno, es más posible que hijos y nietos también lo tengan.

Consejos para prevenir la diabetes de tipo 2

Enfermedades derivadas

Tener los triglicéridos altos puede producir en consecuencia una serie de enfermedades perjudiciales para la salud. Estos son los más comunes:

  • Hipotiroidismo. 
  • Síndrome de ovario poliquístico. 
  • Diabetes. 
  • Insuficiencia renal. 

¿Cuáles son los síntomas de tener los triglicéridos altos?

Debemos recalcar que los triglicéridos elevados no producen síntomas, sino más bien, complicaciones. Es decir, no produce dolor de cabeza, ni molestias en el pecho, ni arritmias. Sin embargo, lo que sí que puede provocar son complicaciones derivadas de esos triglicéridos altos en sangre.

En ocasiones, un paciente consulta de urgencia por un evento coronario derivado de estos triglicéridos elevados, y ese paciente no sabía que tenía esos altos niveles.

Una detección temprana es lo que necesitan las personas para que no tengan enfermedades derivadas de esos valores. Suelen darse en personas obesas o quienes tienen antecedentes familiares u otros factores como riesgo de padecer un ataque al corazón, diabéticos o hipertensos. 

De todos modos una detección no descarta directamente las enfermedades, se debe poner remedio mediante dieta y ejercicio.

Consejos para rebajar los triglicéridos altos

Podemos tomar medidas para descender los valores de triglicéridos en la sangre, lo ideal es acudir al médico y dejarse aconsejar con su diagnóstico e indicaciones. Además, de forma habitual recomiendan el consumo de algún fármaco específico como las estatinas. 

Muchos científicos asumen que las estatinas  deben acompañarse de un cambio en el estilo de vida, aunque el cambio no es perdurable. Entre las modificaciones que se deben realizar es aumentar el deporte, mejorar la dieta y la alimentación, etc.

  • Disminuye la cantidad de grasas saturadas y grasas trans en la dieta. 
  • Realiza una mayor cantidad de ejercicio físico regular. 
  • Redue el sedentarismo laboral incorporando pausas activas.

Como decíamos, si se detectan más de 500 miligramos por decilitro en sangre es una cantidad muy elevada de triglicéridos en sangre, y para mejorar esta situación el tratamiento debe combinarse con fármacos diferentes a las estatinas. Además, pueden acompañarse de fibratos, niacina o suplementos de omega 3. 

Si en un análisis de sangre aparecen estos valores elevados, deberás tenerlo en mente y no dejarlo pasar ya que podría lentamente provocar daños peores, sobre todo en el corazón. Por ello, te aconsejamos realizar un análisis de sangre al menos de manera anual para conocer cómo te encuentras por dentro. Porque como decimos, muchas enfermedades no producen síntomas hasta que ya es tarde.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.