El estado de ánimo de los padres afecta a los hijos

estres-postraumatico

No todos los padres recuerdan que su estado de ánimo puede afectar a la familia. Tener un buen estado de ánimo es una responsabilidad que no se debe tomar a la ligera. Cada día, el impacto de tu salud mental y la felicidad de tus hijos están totalmente conectados. Tu visión de la vida y el cómo te expresas y cómo tratas a los demás tienen un impacto decisivo en la vida de tus hijos.

Existe un nuevo estudio de la Universidad del Estado de Michigan que ha sido publicado en revistas de investigaciones sobre la primera infancia y el desarrollo infantil, muestran que existe un fuerte vínculo entre el estado de ánimo y la salud mental de padres e hijos. El desarrollo mental y el comportamiento de los niños está vinculado al estado de ánimo de los padres. 

El mal humor de los padres

Por todo esto resulta imprescindible que los padres tengan un buen control sobre sus niveles de estrés. El estudio observó a 730 familias, principalmente de ingresos bajos y con estrés relacionado con la paternidad. A través de cuestionarios que se pidió a los participantes para evaluar las declaraciones habían algunas muy reveladoras: ‘me siento atrapado como padre’, ‘a veces siento que mi hijo no me gusta’.

Los investigadores determinaron que cuando los padres estaban más estresados, mostraban señales depresivas y los niños se sentían afectados por su lenguaje y comportamiento diario. En concreto, los niños tenían habilidades lingüísticas más pobres a los 3 años. Mientras ambos sexos obtuvieron puntuaciones más bajas en las pruebas de cognición, de manera interesante, el estrés relacionado con la crianza del padre y la salud mental parecían ejercer una gran influencia el desarrollo del lenguaje de los hijos. También es interesante que incluso cuando la influencia positiva de una madre estaba presente, el mal humor de papá importaba e intoxicaba el ambiente haciendo que los niños se sintieran realmente mal.

adolescente con ansiedad

Problemas de comportamiento

El estudio también encontró que la salud mental de padres y madres también tenían un gran efecto y muy significativo en los problemas de comportamiento en los niños más pequeños. Si los padres o madres sufrían depresión al tener a sus hijos -en sus primeros años de vida-, esto influye mucho en el desarrollo de los niños y puede hacer que tengan problemas serios en las habilidades sociales.

El investigador principal, Claire Vallotton, profesor asociado de desarrollo infantil de la Universidad del Estado de Michigan, comentó sobre estos hallazgos que el estado de ánimo tanto de padres como de madres afectan a los niños y tienen un efecto directo tanto a corto como a largo plazo.

Discutir delante de los hijos

Los investigadores sugieren que los padres que tienen más estrés pueden que no se estén dando cuenta de lo que están pasando sus hijos, lo que podría hacer que estos sufrieran retrasos cognitivos e incluso que tuvieran problemas de conducta. Esto es especialmente cierto para los padres y madres que no pasan mucho tiempo con sus hijos porque tienen que trabajar demasiadas horas fuera de casa. Es cierto que el trabajo es necesario para poder vivir en esta sociedad, pero el tiempo que tengas para tus hijos, dedícaselos de calidad.

Como padre o madre eres la persona más importante para tus hijos, y para poder ser buen padre o buena madre, lo primero que deberás hacer es cuidarte a ti mismo y estar bien emocionalmente. Si no te sientes bien durante demasiado tiempo, no dudes en buscar ayuda para lograr estar mejor. Tú eres el pilar más importante para tus hijos, y por eso… debes cuidarte tanto física como emocionalmente. ¡Empieza ahora mismo!


Categorías

Madres

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *