¿Está bien curiosear el teléfono de tu pareja?

Curiosear el móvil de la pareja

Es posible que un día tu pareja deje su teléfono desatendido en el salón mientras está en la ducha… y te preguntas qué puede haber en su teléfono que te pueda interesar, la curiosidad y la desconfianza empiezan a acechar en tu mente y la adrenalina empieza a correr entre tus venas para ayudarte a  coger el teléfono y ver qué hay en su Whatsapp, en sus últimas llamadas o en su Facebook. Pero, ¿está justificado hacerlo en algunas ocasiones?

Si esta situación descrita en el primer párrafo te suena familiar es porque alguna vez te has sentido incitada de “cotillear” el teléfono de tu pareja. Si esto es así, la siguiente pregunta es obligatoria: ¿alguna vez te has sentido justificada por hacerlo? Si tu respuesta es que sí… ¡estás equivocada! ¡No está justificado en ningún caso! Nunca, bajo ninguna circunstancia está bien violar la confianza de tu pareja y leer sus mensajes privados, correos electrónicos o sus fotografías… ¿Quieres saber por qué?

Está mal

¿Alguna vez le dirías a alguien que has revisado el teléfono de tu pareja y que ya puedes estar tranquila porque no has encontrado nada raro? Seguramente no porque te sentirás demasiado avergonzada como para decirle a las personas (incluso a los amigos más cercanos) lo que has hecho… porque sabes que en el fondo, está mal. Si alguna vez sientes la necesidad de comprobar el teléfono de tu pareja, primero pregúntate si esa es la clase de persona que quieres ser y segundo, deberás valorar el tipo de confianza que depositas en tu pareja.

Curiosear el móvil de la pareja

¿Y si fuera al revés?

Seguramente si fuese tu pareja quien curiosease tu teléfono sin estar tu presente y lo descubrieses… entrarías en un estado iracundo difícil de controlar a causa de la desconfianza que tu pareja está mostrando hacia tu persona en ese momento, pero… ¿no es lo mismo que estás haciendo tú? Si tienes celos y sospechas de que tu pareja no está haciendo algo bien, ¿qué clase de confianza existe? Imagínate estar casado con alguien que no confía en ti, que lee lo que escribes a tus espaldas, que te mira el teléfono o que entra en tu ordenador personal. Esto es un motivo para perder el respeto y para enfadarse mucho. ¿Quieres estar al lado de una persona tan insegura? ¡Pues deja de serlo tú primero!

Curiosear el móvil de la pareja

Alterarás la realidad

Lo más probable es que alteres la realidad y que tu mente empiece a descubrir cosas que sólo están en tu mente. Lo peor es que querrás mirarlo una y otras vez… ¿te imaginas que cuando tienes el teléfono en la mano llega un mensaje de una mujer? Tendrás que dejar el teléfono para que no se note y esperarás la siguiente oportunidad para comprobar ese mensaje… empezarás a pensar cosas que no son y la paranoia se hará patente en tu mente. Te sentirás neurótica, nervosas, estresada y desconfianza… así no puedes vivir tu vida, ni tampoco es justo desconfiar de esta manera de tu pareja. Si hay algo que crees que no va bien, simplemente háblalo con tu pareja con confianza y serenidad.


Categorías

Belleza

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *