¿Es recomendable el ejercicio físico durante el embarazo?

Ejercicio durante el embarazo

El ejercicio físico es recomendable tanto para hombres como para mujeres a lo largo de toda su vida, puesto que una actividad física diaria durante un cierto tiempo determinado favorece mucho a nuestro organismo. A parte de mantener la línea, el ejercicio nos ayuda a mejorar la condición física así como un incremento positivo en nuestra autoestima.

Además, la práctica de ejercicios aeróbicos ayudan a preparar a la embarazada para el momento del parto, pero también favorecen al propio feto. Los últimos estudios han demostrado que hacer deporte en el embarazo contribuye a que el suelo pélvico esté mucho más tonificado, por lo que las pérdidas de orina serán mucho más llevaderas.

Al realizar deporte diariamente durante el embarazo, la frecuencia cardiaca aumenta y se produce una redistribución del flujo sanguíneo. Además, se incrementa la temperatura corporal así como la frecuencia respiratoria, beneficiando positivamente la llegada del bebé.

¿Qué ejercicios se deben hacer durante el embarazo?

Antes de realizar cualquier actividad física la embarazada debe someterse a unos estudios previos por el ginecólogo, puesto que cualquier impacto grave puede perjudicar al feto. El deporte ante cualquier embarazo de riesgo está contraindicado.

Ejercicio en el embarazo

Por otra parte, si el ejercicio físico está prescrito por el médico, debes tener en cuenta varios factores: llevar calzado cómodo y ropa ligera, para sentirse lo más desahogada posible para no tener un golpe de calor que perjudique a tu salud. Además, es muy importante que se esté toda lo hidratada posible, nunca esperar a tener sed, por lo que se debe beber agua a menudo para no deshidratarse y, por último, no exponerse en las horas donde la temperatura ambiental es demasiado alta.

  • Caminar: Es el ejercicio más recomendado por los especialistas por su alto grado de actividad cardiovascular. En este caso, rodillas y tobillos no se castigan mucho por lo que las piernas no se cansarán demasiado. Se puede realizar durante todos los meses de gestación.
  • Nadar: La natación es aconsejada para todas las embarazadas por la seguridad que brinda a estas. Con esta actividad los músculos de piernas y brazos se verán fortificados, favoreciendo al ritmo cardiovascular. También, con este tipo de ejercicios, la embarazada se sentirá mucho más ligera y cómoda a pesar de su peso.
  • Bailar: El baile es un ejercicio físico muy beneficioso y no conlleva a ningún esfuerzo. Con tan sólo realizar una pequeña coreografía en tu salón al ritmo de tu música favorita durante unos 20-30 minutos, el corazón te lo agradecerá y, además, controlarás el peso, aunque no debes realizar ni saltos ni piruetas.
  • Yoga: El yoga no ocasiona ningún tipo de impacto sobre las articulaciones, por lo que con este tipo de actividad te sentirán mucho más flexible y tus músculos se fortalecerán bastante.
  • Estiramientos: Antes de cualquier actividad física es aconsejable los ejercicios de estiramientos para evitar lesiones de gravedad. Además, con el estiramiento, la elasticidad aumentará ocasionando que los músculos se relajen.
  • Pesas: Si antes de quedar embarazada realizabas pesas, ahora también puede ser bueno para seguir fortaleciendo y tonificando tus músculos. Lo único que se debe tener en cuenta es realizar movimientos lentos y controlados, incrementando el número de repeticiones y bajando el peso de las mismas pesas.

Ejercicio en el embarazo

Beneficios de la actividad física durante el embarazo

  1. Sentirse más controlada, con más energía y vitalidad.
  2. Tonificar los músculos, sobre todo los de la espalda, evitando así los dolores típicos del embarazo y corrigiendo la postura corporal.
  3. Favorece el movimiento intestinal evitando el estreñimiento.
  4. Los músculos de las articulaciones se mantendrán acitvos y fortalecidos.
  5. Favorece a la conciliación del sueño con mucha más facilidad.
  6. Contribuye a tener el autoestima alta.
  7. Reduce el estrés y la ansiedad.
  8. El aspecto de la piel mejora notablemente.
  9. Ayuda a controlar la respiración y el dolor durante el parto.
  10. Mantiene el peso adecuado para poder recuperar la línea y la forma física mucho más fácilmente después del parto.

Ejercicio en el embarazo

Por otra parte, un ejercicio físico diario debe estar acompañado de una buena alimentación saludable, sobre todo si se realiza en el periodo de gestación. La alimentación debe ser variada y equilibrada puesto que esto beneficiará a tu salud y al correcto desarrollo del feto.

¿Cuándo se debe evitar hacer ejercicio durante la gestación?

Al encontrarse enferma, el ejercicio físico se debe evitar en la mayoría de lo posible ya que esto contribuye a un gasto excesivo de las fuerzas de nuestro organismo. Sin embargo, hay que tener especial cuidado cuando existen varias condiciones médicas que impiden realizar una actividad física por muy leve que parezca. Por ello, se debe restringir el ejercicio si se padece de:

  • Enfermedades cardiacas que afecten a la circulación sanguínea.
  • Enfermedades pulmonares tales como asma o bronquitis.
  • Insuficiencia cervical.
  • Embarazo múltiple.
  • Parto prematuro.
  • Sangrado persistente.
  • Placenta previa.
  • Rotura de membranas.
  • Preeclampsia.

Aún cuando padezcas de algunas de estas enfermedades y quieres hacer ejercicio físico como andar o caminar en periodos cortos, el especialista será el que te aconsejará qué tipo de actividad y qué duración deben tener para que así puedas mejorar tu embarazo, sobre todo para evitar los dolores de espalda típicos en la gestación.


Categorías

Embarazo

Ale Jimenez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *