¿Es normal que los hermanos se peleen mucho?

Celos entre hermanos

Muchas familias que tienen más de un hijo se dan cuenta que los hermanos se pelean, de hecho, puede ser una situación de lo más normal para muchas familias. Las causas por las peleas pueden ser muy variadas, aunque las más comunes son celos y envidias. En este caso, los padres tienen un papel fundamental no solo para ser buenos mediadores, sino también para ser un excelente ejemplo de cómo los niños deben comportarse en el hogar.

Es bastante normal

El hecho de que los hermanos se peleen es bastante normal siempre que se tengan en cuenta ciertos límites. En muchas ocasiones cuando los niños juegan acaban en peleas, aunque lo normal sería que después de una breve discusión, los niños volviesen a jugar sin más problemas. Una buena resolución de los conflictos es, lo más deseado por cualquier padre o madre de más de un hijo.

En cambio, cuando la agresión es permanente entre hermanos ya puede ser un gran motivo de preocupación. Si uno de los hermanos agrede constantemente a un hermano es posible que el problema sea mayor. Es posible que el niño tenga ciertos problemas de comportamiento, emocionales o incluso que padezca algún trastorno.

También es necesario entender que los padres que proporcionen a sus hijos una atención de calidad, podrán resolver con ayuda terapéutica los posibles problemas de comportamiento en sus hijos. Aunque las peleas sean normales, también es necesario recordar que existen unos límites que no se deberían de sobrepasar.

¿Me debería de preocupar?

Lo habitual entre hermanos es que después de una pelea llegue la reconciliación. En cambio, son los padres quienes deben ayudar a que sus hijos tengan una buena relación desde que son pequeños. Deberán poner límites, detener las peleas cuando sean demasiado graves, etc.

Los padres deben entender que las peleas entre hermanos pueden tener etapas. Primero puede ser por un juguete, después por un objeto, después por ropa e incluso más adelante por la rivalidad entre un grupo de amigos. Es necesario que no se etiquete a los hijos ni tampoco comparar entre los hermanos. Si es necesario se debe acudir al terapeuta lo más pronto posible.

Celos entre hermanos

No hay que pensar que un niño es malo porque genere peleas entre hermanos, de hecho, no existen niños malos, solo niños que requieren ayuda emocional para que tenga un mayor bienestar. Si a un niño se le dice que es malo, esto es totalmente destructivo para su personalidad a corto y largo plazo. Es fundamental poner freno a estas situaciones y basar la crianza en el respeto mutuo.

Es posible que los niños tengan ciertas inseguridades o ansiedad ante diferentes situaciones. Resulta por tanto también imprescindible que los niños cuiden la relación que mantienen con sus padres, porque solo de esta manera serán capaces de aprender a tener una relación más saludable con sus iguales. La relación entre padres e hijos es fundamental también para que los niños tengan un buen modelo de comunicación a seguir. El primer aprendizaje social se realiza en base a la relación que se tiene directamente con los padres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.