¿Es bueno vapear? ¿Es peor que fumar tabaco? Te lo contamos

Mujer rechazando un cigarro

Tras la negativa al tabaco, muchas personas optaron por empezar a vapear y “fumar” a través de los cigarrillos electrónicos. Sin embargo, pocos estudios muestran o son capaces de decirnos cuáles son las consecuencias con el tiempo.

Vapear trae consigo ciertos problemas, igual que el tabaco, y si tenemos que decidirnos por uno o por otro, lo mejor es dejar definitivamente de fumar.

El mayor problema es que no sabemos a ciencia cierta qué nos repercutirá el vapear pasado el tiempo. No se conocen a fondo cuáles serán esos efectos que tendrán sobre nuestra salud.

Si bien es cierto, que podemos afirmar que vapear es mucho mejor que fumar tabaco, aunque lo recomendable es dejar de fumar completamente. Por lo que la mejor alternativa, no son los chicles, o los sprays o los vapeadores, lo mejor es dejar de fumar directamente.

Qué le sucede a tu organismo después de dejar de fumar

Cigarrillos electrónicos

Estos cigarrillos electrónicos se inventaron por un farmacéuticos chino, Hon Lik en 2004. Sabemos que desde que aparecieron en el mercado, surgieron como un método eficaz que te ayuda a dejar de fumar, sin embargo, las personas lo han tomado como otra forma de fumar.

Vapear es una práctica independiente, y lo peor es que muchas personas creen que no tiene efectos nocivos. Este incremento ha aumentado en un 600%, y es preocupante que incluso adolescentes empiecen a vapear sin pensar en las consecuencias. 

Efectos del tabaco

El tabaco nos provoca una serie de efectos que si no los controlamos pueden ser muy nocivos para el organismo. El tabaco es una planta originaria de América, que se expandió al mundo gracias a los españoles y los portugueses.

Antiguamente el tabaco se consumía en ceremonias y en momentos concretos, no se consumía como se fuma hoy en día como un hábito compulsivo.

El tabaco, como sabrás, genera una gran adicción por la acción de las sustancia que contiene, la nicotina. Además, genera dependencia y no se conocen del todo los efectos adicionales que genera la nicotina. Los componentes más dañinos, de hecho, son los que se generan mediante la combustión del tabaco.

La combustión es un gas venenoso que le resta oxígeno a los glóbulos rojos. En el tabaco actúan además, otras 250 sustancias nocivas y 50 de ellas resultan cancerígenas. 

Por lo que el tabaco y fumar el tabaco es mucho más nocivo que vapear, por lo que la combustión genera.

Efectos del vapeo

En este caso, vapear significa inhalar el vapor generado por un cigarrillo electrónico o un dispositivo similar. Estos cigarrillo son dispositivos que funcionan mediante baterías y contienen unos cartuchos llenos de líquido. El líquido que utilizan también contienen nicotina, aunque en cantidades diferentes  a las del tabaco. En cambio, contienen sustancias químicas.

El cigarrillo electrónico lo que hace es calentar la sustancia líquida hasta que comienza a evaporarse. El vapor es lo que inhala la persona que vapea, y por eso se le llama vapear por el vapor. 

Como adelantábamos, no existen grandes estudios que puedan decir qué efectos tiene el vapear en un futuro, sin embargo, se ha relacionado el vapeo con los adolescentes y en una ralentización de su desarrollo cerebral, por efecto de la nicotina y las otras sustancias.

Las personas que deciden vapear se exponen a ingerir sustancias con potencial adverso, son esas partículas ultrafinas, los metales pesados o los compuestos orgánicos volátiles. El vapeo puede provocar daños en los pulmones y puede dañarlos.

hombre bebiendo cerveza y fumando

Vapear y fumar tabaco, diferencias

Como decíamos, el vapeo se ha vuelto una práctica común y que muchas personas realizan. A continuación os contamos cuáles son las principales diferencias entre vapear y fumar:

  • La nicotina: la nicotina siempre está presente en el tabaco, ya sea si fumas un cigarrillo o vapeas. Lo bueno del vapeador es que se puede controlar en cierta manera.
  • El tabaco: los vapeadores no contienen tabaco como tal, sino sustancias químicas.
  • Potencial cancerígeno: hasta la fecha no se ha evidenciado que el vapor sea cancerígeno, aunque sí que puede irritar los pulmones y ocasionar problemas respiratorios.
  • Efectos dañinos: vapear es un 95% más seguro que el fumar, aunque no significa que sea beneficioso o no tenga consecuencias.

Vapear para dejar de fumar

Sabemos que la mejor forma de dejar de fumar no es vapeando, sino directamente, dejándolo. Sabemos que cuesta mucho esfuerzo, sin embargo, como contábamos, no conocemos a fondo cuáles son los efectos del vapeo. Aunque sí que coinciden en que son perjudiciales para los pulmones por las sustancias que contienen.

Tener adicción a vapear no es nada positivo. Se trata de una conducta que impide el desarrollo y condiciona muchas situaciones. Además, ser adicto siempre representa un riesgo y puede llevarnos a desarrollar otras adicciones.

Por esta razón, concluimos diciendo que vapear no es la solución para dejar de fumar, sin embargo, al no contener tabaco pero sí nicotina en menores cantidades y no generar una combustión, si que es en parte más beneficioso para la persona que decide vapear en vez de fumar. Aunque, quien quiera dejar de fumar tendrá que dejarlo por sí mismo con fuerza de voluntad. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.