¿Es buena idea cambiar el nombre del bebé después de la adopción?

bebe que está durmiendo placidamente

Son muchas las familias que deciden adoptar para ampliar su familia y darle una oportunidad a un niño o niña que por las circunstancias que sean se han quedado sin padres que puedan ofrecerle un hogar donde crecer y prosperar. Sin duda, debería ser algo más sencillo para que todos los niños que crecen sin familias pudieran tenerla desde que son pequeños. Si has decidido adoptar es posible que un tema que te inquiete es el nombre del pequeño o pequeña que se va a convertir en tu hijo.

Elegir el nombre de tu hijo es probablemente una de las decisiones más importantes que deberás tomar como padre o madre, pero… Si el bebé que adoptas ya está registrado con un nombre, ¿es buena idea cambiárselo?

Poner el nombre

Si estás adoptando a un recién nacido que aún no tiene un nombre dado por sus padres biológicos, puede ser una consideración para tu familia ponerle un nombre que le garantice una identidad. Sin embargo, si tu hijo adoptivo ya es mayor y está consciente de su nombre, es un cambio que debes discutir y hacer con ellos… porque quizá no está de acuerdo en hacerlo y entonces, deberás respetar su decisión.

Ventajas y desventajas de cambiar el nombre

Existen algunas ventajas y desventajas de cambiar el nombre a tu hijo después de que le hayas adoptado. Tendrás que reflexionar sobre esto antes de dar el paso.

Pros

  • El nuevo nombre ofrece un nuevo comienzo para el padre y el niño
  • Puedes darle al niño tus apellidos
  • Tendrá una protección contra posibles preocupaciones de seguridad que puedan ocurrir con sus padres biológicos

mano de bebé

Contras

  • Es un gran cambio y necesitará un tiempo para acostumbrarse el niño, pero tú también.
  • Tanto tú como el niño podríais lamentar la elección en el futuro o el niño, cuando crezca podría sentirse resentido si se ha hecho en contra de su voluntad.
  • Podría ser visto como algo controvertido por otros padres o personas que conozcan al niño

No tiene que ser una decisión extrema

No tiene que ser una decisión de polos opuestos, hay formas de incorporar el nuevo nombre con el nombre que ya tenga el niño. Se pueden combinar los dos nombres y usar el de pila como segundo nombre o viceversa. Se puede usar el nativo como segundo nombre y cambiar legalmente el nombre después de la adopción.  Otro factor a considerar es el significado de su nombre nuevo o existente, que puede determinarse haciendo una investigación sobre el nombre que se quiere emplear y escoger el que más guste en cada caso. Podrías escoger un nombre que tenga un especial significado, pero sobre todo es importante que el niño, si ya es mayor, forma parte de la decisión y que nunca lo hagas en contra de su voluntad.

En última instancia, la elección es muy personal y depende de los padres, pero también del niño, dependiendo de la edad que tenga… Pero si es capaz de decidir, deberás darle la oportunidad de hacerlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.