Errores frecuentes a la hora de usar el lápiz de labios

Lápiz de labios

El lápiz de labios es uno de los imprescindibles dentro de nuestra rutina de maquillaje. Más que nada porque si lo sabemos usar bien, es un complemento ideal para la barra de labios. Una manera rápida y sencilla de poder intensificar nuestra boca, para un acabado más sensual de lo que imaginamos.

Pero es cierto que no siempre todo ocurre como esperamos. Así, tenemos que hablar de una serie de errores que cometemos en el mundo del maquillaje y más concretamente, con el lápiz de labios. Seguro que tras leer esto, te vas a sentir muy identificada. Por lo que será una manera perfecta para poder corregir todos aquellos pasos que no damos de manera correcta.

No exfoliar los labios

Aunque no te parezca que tenga que ver, sí lo tiene y mucho. Si nos olvidamos de exfoliar los labios, entonces estos puede que no tengan la presencia que requieren. Es decir, que estén suaves, sin grietas ni esos trocitos de piel que en ocasiones se despegan de ellos. Necesitamos una piel uniforme para poder maquillarnos a la perfección. Es por ello que una vez por semana debemos hacernos una exfoliación. Al igual que el rostro, los labios también necesitamos de este cuidado. Una vez terminado el proceso, aplicaremos un poco de vaselina en ellos y listo.

Errores a la hora de usar el lápiz de labios

 

¡Cuidado con los labios agrietados!

Si ya hemos llegado tarde y tienes los labios agrietados, entonces olvídate del lápiz de labios. Sí, es lo mejor que puedes hacer. Porque en este caso vas a necesitar un poco de vaselina o una barra muy hidratante y con poco color. Ya que si usamos un color fuerte y la barra no cuenta con la hidratación necesaria, se puede cuartear. Por lo que se verá mucho peor. Lo mismo sucede con el lápiz, que quedará mal pintado, a líneas o a grietas como bien indicamos. Así que, es preferible que tengas un poco de cuidado antes de pasar a maquillarte los labios.

delineador labial

No elegir el tono que te favorece

Siempre debemos elegir una tonalidad que favorezca a nuestra piel. Pero al mismo tiempo, que vaya en concordancia con el labial en sí. Siempre se debe combinar dos tonos muy similares de un mismo color. Más que nada para poder darle un poco de profundidad a nuestros labios y que se vean más carnosos a la hora de pintarlos. Si tienes una tonalidad de piel muy clara, un toque rosado puede ser tu mejor aliados. Mientras que si tu color es más oscuro, entonces podrás decantarte por tonalidades un poco más fuertes para que sobresalgan y destaquen tu boca.

¡Ojo con perfilar demasiado!

Siempre hemos escuchado eso de que si perfilamos los labios, con una línea un poco externa, entonces se verán más carnosos. Sí, pero sin pasarse. Es decir, debemos perfilar los labios, de manera que los vayamos dibujando. No debemos excedernos y pintar por fuera de los mismos porque se notará. Pero sí que podemos trazar esa línea tan solo un poco hacia fuera, pero poco. La idea es hacer los labios más gruesos, pero para ello, debemos difuminar bien el resultado con la barra labial. Ya que el fin es que no se note demasiado el perfilador del labial ni tampoco que lo hemos dibujado de manera exagerada.

Como usar el lápiz de labios

Cuidado con la forma de tus labios

Tal y como hemos comentado, es cierto que según el trazado así como el color elegido para ello, puede dejarnos unos labios más grandes o más pequeños. No queremos cambiar su naturaleza de manera radical, tan solo darles una ayuda. Es por ello que si quieres ver tu boca más fina, entonces apuesta por los tonos mate. Mientras que los acabados con brillo harán que tus labios se vean más gruesos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.