Errores que puedes cometer mientras conduces con tus hijos detrás

Cuando conduces debes poner todos tus sentidos en la carrera, si no podrías ponerte en peligro a ti y a tus hijos. Existen algunos errores bastante comunes que los padres realizan cuando conducen y es necesario que todos los padres y las madres tomen conciencia de ellos para poder evitarlos.

No utilizar bien los asientos

Los asientos de los niños para los automóviles pueden ser complicados de utilizar. Cuando compres un asiento para tus hijos, asesórate bien de cómo debes ponerla en el coche para que esté bien sujeta todo el tiempo. Si es necesario pide una demostración para usarla correctamente.

Hacer otras cosa además de conducir

Las mujeres son famosas porque son multitarea, pero cuando se está al volante no hay que serlo. Las distracciones en el coche pueden ser mortales. Simplemente no es posible conducir, comer o hacer otras cosas. Es hora de deshacerse de los malos hábitos de manejo para garantizar la seguridad de su familia.

Conducir cansada

¿Verdad que nunca conduciríais habiendo bebido alcohol? Tampoco tienes que hacerlo si estás muy cansada o si has dormido mal. El sueño tiene el mismo efecto en el cuerpo que el consumo de alcohol, lo que significa que una mamá cansada es un conductor peligroso.

Ser madre es agotador, pero antes de salir a la carretera, tendrás que preguntarte si has dormido suficiente o no. Si la respuesta es que no, entonces no te pongas al volante.

Salir con prisas

Todas las madres conocen qué es tener prisas… ¡Siempre hay mucho que hacer! Pero la prisas pueden causarte mucho estrés y esto no es bueno mientras se conduce. Es mejor que planees salir 10 minutos antes por si acaso luego las cosas se tuercen, ¡mejor tener tiempo de sobra y conducir con calma!

Usar el teléfono

Hablar o usar el teléfono mientras se conduce está absolutamente prohibido. Estar hablando por teléfono mientras conduces es siempre una mala idea, ya sea que esté hablando o algo peor: enviar mensajes de texto, en las redes sociales o consultar correos electrónicos. Todo lo que hay en el teléfono puede esperar, y si no puede, es mejor que aparques el coche y entonces hagas la llamada, pero no lo hagas mientras estés conduciendo.

Cuando sigas todos estos consejos, entonces podrás conducir de forma más segura y no podrán en peligro ni tu vida ni la de tus hijos mientras estás al volante. Así, no te distraerás. Conducir es un proceso complicado, que presenta muchas dificultades potenciales, cuando hoy en día hay tantos accidentes en la carretera, y gran parte de ellos causados por distracciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *