Errores que cometes antes de irte a dormir y que son malos para tu piel

Antes de irte a dormir

Quizás te ocurre que, antes de irte a dormir, todo te da más pereza. Porque ya estás pensando en el sueño reparador que vas a tener y por eso, aplazas algunos gestos que sí deberías de realizar por ti y por tu piel. Así que, vamos a ver cuáles son y cómo podemos ponerles remedio cuanto antes para evitar males mayores.

El cuidado de la piel ya sabes que es algo realmente básico y necesario. Por eso, siempre debes encontrar el momento adecuado. Si no es justo antes de irte a dormir, entonces intenta establecer una nueva rutina con la finalidad de que sí la cumplas. Dicho esto, no te pierdas todo lo que sigue porque seguro que te sentirás identificada.

No lavarte el rostro aunque no estés maquillada

Es uno de los errores más frecuentes y es que, como no tenemos maquillaje pensamos que ya no es necesario tener que lavarlo. Pues no, todo lo contrario. La piel también necesita que la limpiemos y la mimemos porque lleva todo el día expuesta a diferentes factores y eso hace que se pueda debilitar. Por lo que debes apostar por tu limpiador facial que tengas a mano y lavar bien el rostro. Luego, lo secarás con una toalla suave pero siempre sin frotar, sino dando pequeños toques. Finalmente, un poco de crema hidratante y listo.

Cuidado de la piel

Olvidarte de tu crema nocturna

Si sueles tener una crema de día, entonces su compañera la de noche, también es necesaria. Es por ello que si bien antes hemos mencionado la crema hidratante, puedes optar por una crema nocturna o de noche. ¿Por qué? Pues porque están formulados con todos esos ingredientes que actuarán mientras descansas, regenerando la piel y devolviéndole toda la hidratación necesaria. Así que, ya solo por ello, no podemos prescindir de un producto así antes de irte a dormir.

No activar la piel antes de irte a dormir

Es cierto que por la mañana seguro que te levantas de un brinco y llegas tarde, casi siempre. Así que, es habitual que no tengamos el mismo tempo pero a la noche no caeremos en las disculpas. Porque seguro que tienes ese momento perfecto para poder dedicarle a la piel de tu rostro y en este caso, a activarla. ¿De qué manera? Pues gracias a unos masajes faciales. Puedes realizarlos de un sinfín de maneras: tanto con las yemas de los dedos y ayudándote de un poco de crema para que resbalen mejor o bien, con algún rodillo facial. Lo bueno de ambas acciones es que mejoran la circulación, relaja y tonifica. De manera que dejaremos atrás las arrugas o líneas de expresión.

Mascarilla facial noche

Dejar de lado la exfoliación

Esto ya es más sencillo porque con una vez a la semana, tendrás más que suficiente. Pero aún así, a veces se nos escapa y tenemos que reconocerlo. Aunque realmente es necesaria para eliminar las células muertas y dejar que la piel se renueve. De manera que notaremos cómo el rostro se queda más luminoso y con un toque más suave tras ella. También la incluimos en la rutina facial nocturna porque es cuando más tiempo solemos tener, aunque nos de pereza, como hemos mencionado.

No dedicarle unos minutos a las mascarillas

¿Eres de las que suele apostar por las mascarillas para el rostro? Esperemos que la respuesta sea afirmativa porque es otro de los gestos básicos para poder cuidar la piel. Las cremas son básicas, es cierto, pero las mascarillas también nos ayudan a que la piel se empape de vitaminas que necesita para estar siempre fuerte y perfecta. Además, tienes una amplia variedad en el mercado para que puedas aplicar la que vaya mejor con tu tipo de piel. Sin olvidar que también las puedes hacer con ingredientes caseros que tengas por la cocina. Sea como fuere, antes de irte a dormir necesitas una mascarilla.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.