Errores que cometemos en el cuidado de la piel

Errores en la piel

El cuidado de la piel es sumamente importante, porque se trata de una parte de nuestra anatomía que requiere de cuidados específicos para estar en las mejores condiciones. Por eso no solo tenemos que tener claros los cuidados a realizar, sino que también tenemos que evitar aquellos errores que suelen ser comunes.

Vamos a ver algunos de los errores que cometemos en el cuidado de la piel. Son muchas las formas de cuidar nuestra dermis, pero debemos tener en cuenta que si cometemos errores diarios podemos perjudicarla a la larga, tanto en su aspecto como en su salud.

Hidratar solo desde fuera

Errores en la piel

En ocasiones pensamos que con hidratar la piel desde fuera es más que suficiente y nos olvidamos que la salud de la piel viene también desde dentro. Para tener una piel saludable necesitamos tenerla hidratada y no hay nada mejor que beber líquidos durante el día, al menos dos litros de agua. Si bebes incluso más notarás cómo la piel está hidratada hasta el punto de que parece que no necesita productos. Puedes ayudarte con zumos naturales, infusiones y frutas o verduras, ya que tienen mucha agua en su composición.

No cuidar la circulación

La circulación está vinculada también a la salud de la piel. Si tenemos mala circulación aparece la hinchazón, el aspecto amoratado en la piel y también las varices y los problemas como la celulitis. Es una buena idea darnos un buen masaje en las piernas cuando llegamos a casa, pues esto mejora la salud de nuestra piel, ayudando a la irrigación de los tejidos. Realizar algún deporte también es beneficioso para ella, puesto que notamos cómo se activa la circulación.

No exfoliar de vez en cuando

Exfoliar la piel

Exfoliar la piel nos ayuda a retirar las pieles muertas y a mejorar el aspecto de la piel. La notaremos mucho más suave y además estará más cuidada. Con la exfoliación también conseguimos que se encuentre preparada para aplicar todo tipo de productos, ya que los absorbe mucho mejor. Esta exfoliación puede hacerse unas dos veces al mes y notaremos la piel mucho más suave y con mejor aspecto.

Usar productos que no son específicos

En este caso nos referimos sobre todo al rostro. Los productos específicos están formulados para tratar las peculiaridades de la piel de cada persona. Primero debes conocer tu piel para saber si estás ante una piel de tipo graso, seco, mixta o normal e incluso si tienes algún problema de sensibilidad. Así podrás comprar los productos que se adapten a las necesidades de tu piel para reducir los problemas asociados a cada tipo de piel.

No cuidas la rutina de limpieza

Agua micelar

Las rutinas de limpieza en el rostro deben cuidarse al máximo. Estas rutinas nos aseguran que la piel se mantendrá libre de impurezas que pueden llegar a envejecerla y perjudicarla. Esto es importante sobre todo si vivimos en un lugar con mucha polución o si nos maquillamos a diario, ya que la piel sufre mucho más. En estos casos pueden aparecer granitos, impurezas como los puntos negros y acentuarse las arrugas. Uno de los productos que más se han recomendado en los últimos tiempos han sido las aguas micelares, que con las micelas atrapan de forma suave la suciedad que hay en la piel.

Cuidado con el contorno de ojos

El contorno de ojos es una de las zonas que más problemas suele dar porque es una piel muy fina que no tiene tantas glándulas sebáceas, por lo que se notan las arrugas con más facilidad. Es por eso que en esta zona debemos realizar cuidados específicos. Hay que aplicar una crema de contorno de ojos por la superficie exterior, no sobre la zona del contorno. Se aplica sin frotar, con ligeros golpecitos para evitar que la zona absorba demasiado producto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.