Errores que cometemos a la hora de maquillar los labios

Todas queremos tener unos labios perfectos cuando aplicamos la barra de labios. Sin embargo, a veces el efecto no es el esperando. Lejos quedan esos labios ideales de los anuncios, con un tono y unas líneas perfectas, con un color favorecedor y el toque perfecto de pintalabios. Esto sucede porque cometemos algunos errores que pueden arruinar por completo el efecto que deseamos para nuestros labios.

Hoy hablaremos de algunos de esos errores que son frecuentes a la hora de maquillar los labios. No es algo difícil, pero si queremos un acabado profesional debemos tener en cuenta cómo lo hacen los profesionales. Así que olvídate de lo que has oído hasta ahora para tomar nota de lo que sí debes hacer.

No exfoliar o cuidar los labios a diario

Los labios, como el resto de la piel, hay que cuidarlos. Se deben exfoliar con cuidado para retirar las pieles muertas poco a poco. Esto se puede hacer con un exfoliante de labios o bien con un cepillo de dientes, masajeando la zona. A continuación, debemos aplicar bálsamo hidratante para que los labios queden perfectos. El bálsamo debe usarse varias veces al día, así evitaremos que los labios se agrieten o resequen. Esto es algo básico que debemos hacer siempre, aunque no vayamos a usar el labial, para que nuestros labios se encuentren en buenas condiciones.

Elegir un perfilador más oscuro

En los 90 estaba muy de moda perfilar los labios con un tono más oscuro. Si embargo esto ya pasó de moda y hoy no resulta nada bonito. Sin embargo, no debemos olvidar los perfiladores. En este caso se utilizan con el mismo tono que el de los labios. Esto ayuda a que el pintalabios no se salga tan fácilmente y acabemos con la boca manchada y con un efecto desastroso. Además, de esta forma podemos delimitar la forma de los labios de manera más fácil, para que queden perfectos y uniformes. Este perfilador se puede usar para rellenar los labios y que así el pintalabios dure más.

Pintar los labios por fuera

Este es un truco que suelen usar las personas que tienen los labios finos. Pero lo cierto es que debemos ser realmente buenas a la hora de hacerlo para que el efecto no quede raro o mal. Es mejor perfilar por su línea natural, o bien un poco más fuera, pero nunca hacerlo de manera exagerada porque se nota y no resulta bonito.

No retirar el exceso de pintalabios

Esto se hace en un gesto, con un papel, y es algo que debemos hacer siempre. Si queremos evitar que los dientes se nos pinten, el truco más sencillo es el de chupar un dedo, de forma que el pintalabios que haya quedado más hacia dentro se retire y no manche los dientes. A continuación podemos mostrar una sonrisa, ya que ese es el momento en el que suelen mancharse.

Elegir mal el tono de labios

Este es un error que cometen muchas mujeres. Debemos elegir un tono que sea favorecedor y a veces esto es difícil, porque hay que tener en cuenta el color de piel, de ojos y otros detalles como el tener los labios finos o gruesos. En general los tonos rosados quedan bien en pieles blancas, mientras que los anaranjados y un poco más fuertes son ideales para las pieles medias y bronceadas. Por su parte, hay que evitar los tonos oscuros en los labios finos, ya que tienden a parecer más finos todavía, y también los tonos mate, en este caso son mejor los brillos, que aportan volumen.

No hacer retoques durante el día

No podemos pretender que los labios se encuentren perfectos durante todo el día, ya que las barras no son infalibles. Es por eso que durante el día debemos hacer retoques con la barra de labios para que sigan intactos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.