Errores comunes y perjudiciales para la piel

Piel purificada y limpia

Hay mujeres que parece que saben qué hacer con su piel para que se vea clara y brillante, pero a la larga parece que las soluciones infalibles son de todo, menos infalibles. En ocasiones se pueden hacer errores terribles cuando se trata del cuidado de la piel, errores que se cometen todos los días y que nunca se piensa en el gran impacto que puede tener en l piel en general.

Afortunadamente, cuando aprendas cuáles son estos errores comunes y malos hábitos, tu piel empezará a verse mucho mejor y más rejuvenecida. Si quieres tener una piel increíble, entonces deberás de dejar de cometer estos errores comunes y perjudiciales para la piel.

Lavarte la cara demasiado rápido

¿Cuánto sueles tardar cada día en lavarte la cara? ¿30 segundos? ¿Quizá un minuto? Que te laves la cara siempre es bueno, pero si no te lavas la cara adecuadamente y durante un tiempo suficiente es posible que te estés causando más daño que bien. 

Piel luminosa

Si te acabas de frotar un producto de limpieza durante unos 30 segundos, entonces no estarás permitiendo al producto que trabaje bien y que penetre en tu piel. En realidad, si no estás el tiempo suficiente sólo estarás lavando la capa superior de suciedad pero la grasa de la cara seguirá en tu rostro y es lo que realmente necesita una limpieza.

No enjuagas tu cara después de lavarla

Después de lavarte la cara, no es suficiente con que te salpiques un poco de agua y que lo seques. Si bien esto puede hacer que tu cara parezca que está más limpia, estarías dejando que el limpiador facial y la suciedad estuviera en tu cara durante horas… esto sólo haría que aumentase el acné y que se produzca sequedad. Es necesario que te asegures que te enjuagas la cara en profundidad siempre que te laves el rostro.

Usar agua caliente

Quizá te encante las duchas con el agua tan caliente que parezca que está casi hirviendo, posiblemente te ayude a relajarte después de un largo día, pero también puede hacer que tu rostro se seque totalmente y que te cause acné porque estarás quitando la capa protectora de tu piel. Es mejor que uses siempre agua tibia para limpiar tu cuerpo, y sobre todo también, para limpiar tu cara.

Piel luminosa

Utilizar la misma toalla para la cara y el cuerpo

Muchas personas piensan que no pasa nada y por eso utilizan la misma toalla para la cara que para el cuerpo después de la ducha. El problema con esto es que la humedad atrae las bacterias y permite que crezcan en la toalla. Si bien esto puede estar bien para limpiar tu cuerpo, es mejor que las bacterias no se acerquen a tu cara justo después del lavado. Para tu rostro es mejor que utilices una toalla limpia y suave.

¿Cuántos de estos errores cometes cada día? Ahora que ya los conoces no tienes excusa para dejar de cometerlos. A partir de ahora tu rostro estará mucho mejor cuidado y con un aspecto increíble.


Categorías

Belleza

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *