Errores comunes en la depilación que debes evitar

Aunque no te lo creas, seguro que tú también cometes algunos de los errores comunes en la depilación. Porque ésta se ha convertido en uno de los hábitos que no podemos dejar de lado. Si queremos lucir una piel sedosa y sin vello, tendremos que gastarnos un poco de tiempo en depilarlos.

Aunque muchas mujeres ya optan por métodos definitivos de depilación, otras todavía continúan con los más comunes. Si te depilas en casa, entonces no te puedes perder lo que sigue para que así, puedas evitar los errores que seguro, has hecho en más de una ocasión.

Depilarse con cuchilla por la mañana

Uno de los métodos de depilación más rápidos y básicos es la cuchilla. Claro está que no siempre será uno de los mejores aliados. Sabemos que el vello sale muy rápido y desde luego, no compensa. Pero bien es cierto que cada una tiene sus gustos y sus propias elecciones. Así que, si es tu método, solo decirte que por las mañanas no cometas el error de rasurarte. Esto es porque algunas zonas del cuerpo retienen líquidos y se encuentran más hinchadas en estas primeras horas del día. Lo mejor es hacerlo por la noche ya que el acabado será mucho más suave y perfecto.

No te depiles el día de la fiesta

En ocasiones, debido al trabajo o a los estudios y clases, no siempre contamos con el tiempo libre que nos merecemos. Así que, es normal que lo dejemos todo para el último momento. En este caso, otro de los errores comunes en la depilación, es quitar el vello justo el día de la fiesta o del evento. Más que nada porque la piel está más sensible y pueden aparecer los granitos rojos que no nos favorecen en absoluto. Mejor hacerlo la noche anterior, ¿no te parece?.

Exfolia antes la piel

Debido también a ese poco tiempo disponible, nos ponemos manos a la obra pero sin antes exfoliar la piel. ¡Pues muy mal hecho!. Porque luego nos vamos a quejar de que el vello se nos queda enquistado y crece hacia el interior. Resultado de no haber preparado la piel. Es por ello que necesitas dar siempre este paso. Si no dispones de un exfoliante, puedes hacerlo de manera casera, con un poco de crema hidratante y una cucharada de azúcar.

No hidratar la piel

Al terminar la depilación, recogemos todo y a otra cosa mariposa. Pues no, un nuevo error es el que estamos cometiendo. Más que nada porque tras haber sometido a nuestra piel a este proceso, necesita un poco de calma. Solo la conseguirá con una gran hidratación. Hay que recordar que existen cremas específicas para después de la depilación, aunque siempre puedes aplicar la que más te vaya o la que uses en tu día a día.

Errores comunes en la depilación de cejas

Nos estamos centrando en la depilación del cuerpo en general y las piernas en particular. Pero desde luego, las cejas también son otra de las partes que queremos llevar siempre perfectas. Es por ello que aquí necesitamos prestarle atención a un par de detalles. Por un lado, intenta no pasarte. Las cejas muy finas no favorecen, ya que harán que tus ojos se vean muy juntos. Además, puedes estropear el folículo y el vello no te crecerá de igual manera.

Como vemos, aunque son pasos básicos, seguro que en más de una ocasión has hecho alguno de ellos. Del mismo modo, también nos queda en el tintero eso de depilarnos y ponernos al sol al poco tiempo o bien, de rasurarnos en seco. Dos nuevos errores que no debemos cometer si queremos lucir una piel cuidada y suave.


Categorías

Belleza

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.